Vásquez Haro: “La muerte de Angie Velásquez fue producto del abandono por parte del Estado”

angie1
La docente e investigadora, licenciada Claudia Vásquez Haro habló de una situación que se repite. Vale recordar que los primero días de enero falleció en circunstancias similares, Pamela Macedo Panduro, que había sido elegida “Miss Latinoamérica Trans”, en 2014. Angie era militante de la organización que viene denunciando ante la relatora de la ONU en cuestiones de Violencia de Género, que defienden los Derechos Humanos, Dubraska Simonovich, la permanente persecución a líderes y lideresas trans. En la imagen, señalada con un círculo rojo, se puede ver a Angie cuando participaba en un taller de Formación Política que se dictó en la Facultad de Periodismo de la UNLP.
En ese marco, Claudia, presidente de OTRANS Argentina comentó “el 16 de marzo recibimos la triste noticia del asesinato de la compañera Angie Velásquez. Consideramos que es responsabilidad del Servicio Penitenciario Bonaerense, que, a sabiendas de las condiciones de salud de Angie, no sólo la abandonó, dejándola en un calabozo sin comer, sino que la sometió a torturas psicológicas, como el aislamiento, el abandono y el sometimiento por su condición de migrante, de trans y de negra”.

Angie Velásquez en la Facultad de Periodismo
Angie Velásquez en la Facultad de Periodismo

“Angie Velásquez, de 37 años de edad, fue detenida el 18 de febrero en un operativo a cargo de personal de la Comisaría 9ª. de La Plata, por orden del fiscal Álvaro Garganta y su detención fue avalada por el juez de Garantías, Juan Pablo Massi. Desde esa fecha y hasta el 9 de marzo permaneció detenida en la Comisaría N° 11 de Ringuelet. El día 9 fue trasladada a la U. 32 de Florencio Varela, alojada en el pabellón 11, a pesar de su delicado estado de salud”, completó Vásquez Haro. .
La licenciada Claudia Vásquez Haro comento “de todo esto fue advertido el magistrado actuante, que hizo caso omiso a la información brindada. El 2 de marzo desde OTRANS Argentina presentamos un recurso de Habeas Corpus correctivo denunciando el agravamiento de las condiciones de detención de Angie dado que no recibía comida, ni agua, ni los medicamentos. A su vez el lugar de detención no resultaba adecuado para las enfermedades crónicas que padecía desde su ingreso a la comisaría. El Habeas Corpus fue rechazado por el juez Massi. El 12 de marzo desde OTRANS nos comunicamos a la fiscalía de turno correspondiente, donde nos atendió el fiscal adjunto, Granados.
En esa comunicación Claudia Vázquez Haro transmitió la grave situación de salud en la que se encontraba Angie, solicitando su traslado urgente al hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, a fin de que se brindara atención médica a Angie, que mo existe en dicho pabellón
Asimismo, OTRANS se comunicó con la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, desde donde les informaron que ante el requerimiento realizado, Angie habría sido visitada por una enfermera que habría constatado que Angie presentaba un cuadro febril con 39 grados de fiebre y se comunicó que habría sido trasladada al hospital Mi Pueblo donde le habrían brindado suero y volvió al pabellón 11 de la Umidad 32 esa misma noche. El martes 14 de marzo la Secretaría de Derechos Humanos concretó una visita a Angie en el Pabellón y se les habría dicho que la joven nunca fue trasladada al centro de Salud y tampoco nunca fue visitada por personal médico en el pabellón de la Unidad 32.
En virtud de ello, se dispuso el traslado de Angie al Hospital intramuros de la Unidad. 22 de Olmos. El 16 de marzo se comunicó a OTRANS, desde la Secretaría de Derechos Humanos, que Angie había sido trasladada a dicha Unidad penitenciaria y que podían ir a visitarla, pero cuando sus compañeras llegaron luego de horas de dilaciones, el personal les expresó que Angie había fallecido, y les mostraron el cadáver. De acuerdo a lo expresado desde la organización “no no brindaron información respecto de la hora, lugar y condiciones de su deceso”.
Claudia Vásquez Haro se pregunta y reflexiona “¿Cuál es la política de la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense, asesinar y torturas a las compañeras migrantes, que son travestis o trans y que además pertenecen a una organización de la sociedad civil que se encarga de denunciar sistemáticamente los actos vejatorios incurridos por parte de estos sectores del Estado? Esto se trata claramente de un ataque a nuestras identidades, a nuestros cuerpos y a nuestra patria. Esto se trata de un travesticidio, de un crimen de odio. Vamos a pelear para que los responsables se hagan cargo y además se de una transformación real en el Servicio Penitenciario Bonaerense, como el fallo que hemos logrado luego de la muerte de nuestra compañera Pamela Macedo Panduro”.
En el Círculo rojo, Angie. En el verde la licenciada Vásquez Haro
En el Círculo rojo, Angie. En el verde la licenciada Vásquez Haro



Notas relacionadas

Dejá tu comentario