El debate por los centros culturales terminó en exabruptos en el Concejo platense

a3 (5)

En la décimo primera el concejal Gabriel Bruera solicitó que se ponga en funcionamiento la ordenanza que regula su funcionamiento.  Según detalló, “a raíz de diversas denuncias que indican que trabajadores de control urbano de la municipalidad de La Plata clausuraron varios centros culturales en reiteradas ocasiones”.

Los espacios culturales reclaman una habilitación aunque sea provisoria, que impidan las clausuras y les permitan acceder a los subsidios que les fueron cortados. Actualmente solo pudieron inscribirse en un registro que no les otorga ningún beneficio.

Durante la sesión el edil peronista dijo que “en materia de cultura vivimos un gran retroceso”. Y en ese sentido chicaneó diciendo: “la actividad cultural de la ciudad de La Plata no se habilita, sino que se clausura. Prefieren pagarle millones a artistas amigos de un gobierno elitista y dejar de lado a los artistas locales”.

Y continuó, “Es vital que el departamento ejecutivo implemente las medidas necesarias para que lejos de ser clausurados e inhabilitados, tengan la posibilidad de desarrollarse”, concluyó Bruera.

Desde el kirchnerismo, Florencia Saintout agregó que “esta ordenanza brinda los mecanismos para que los centros culturales estén en condiciones de funcionar. Pero si no se avanza más que con el registro, los subsidios que pueden ejecutarse para dichos espacios no pueden darse. Es importante que se entienda desde el Ejecutivo lo importante de esto, y comprender el valor de los centros culturales”.

Por su parte, el edil de Cambiemos Julio Irurueta refutó lo expuesto por la oposición diciendo: “Si el gobierno anterior no se hubiera gastado toda la que invirtió en traer a Tan Biónica o a Calle 13, no estaríamos en esta situación”. Y en esa línea aclaró que “nosotros ya pusimos en marcha la oblea de habilitación provisoria que van a tener los centros culturales, también hable con el Colegio de Arquitectos para que los montos que van a tener de subsidios puedan ser utilizados directamente en los centros y no en gastos administrativos”.

En este momento Saintout salió al cruce y aclaró que “no puede ser que la disyuntiva sea entre un gran espectáculo o los centros culturales”.

Desde el mismo espacio, Guillermo Cara recordó que “el año pasado se sub ejecutó un 13 por ciento el presupuesto de Cultura y justamente esto tiene que ver con que después no cuenten con los fondos necesarios para poder avanzar en colaborar con los centros culturales”.

A continuación, el presidente del cuerpo Fernando Ponce, cuestionó que “un integrante de su bloque tiene una pizzería que funciona como centro cultural y está floja de papeles” a lo cual la edil Saintout criticó la interrupción y el bloque del FpV en su conjunto amenazó con levantarse de sus bancas.

Ponce, al ver la negativa repercusión de su exabrupto se disculpó y advirtió que pedirá las disculpas del caso a Gastón Castagneto que “no está presente y tengo una gran relación con él; pero no voy a permitir que Gabriel Bruera me trate de elitista”.

Estas declaraciones enfurecieron a la concejala Lorena Riesgo quien seriamente cuestionó la actitud del presidente del Concejo Deliberante diciendo: “hay que ser serios cuando se discute, no hay que decir mentiras ni agraviar a otros. Ustedes ganaron y ahora deben gobernar así que háganse cargo. Yo no tengo problema en decir que son un gobierno elitista y gobiernan para los ricos, y estamos discutiendo esto cuando muchísimos argentinos que están quedando desprotegidos”.

Por último, Marcela Farroni, cuestionó las declaraciones de Ponce afirmando que “el oficialismo agravia cuando se refiere al comportamiento de concejales y los señala como populistas o que responden a un populismo de forma peyorativa”.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario