El acusado por el femicidio de Emma Córdoba se negó a declarar y está detenido

casa
El acusado del femicidio en Punta Lara, Ariel Osvaldo Báez, de 23 años, permanece alojado en un calabozo de la comisaría de Melchor Romero. Su situación es muy comprometida. No sólo lo identificó una de las víctimas, sino que en su casa encontraron una mochila con un revólver calibre 357 sin municiones, dos teléfonos celulares, una notebook, un juego de llaves, documentos y tarjetas de María Emma, pinturas y pertenencias de ambas chicas y ropas con sangre que la joven que sobrevivió reconoció como las que usaba el criminal al momento del hecho.
Hasta el momento sólo habría recibido la visita de la madre, que le llevó un par de zapatillas. Fue trasladado hasta la Fiscalía para que lo indagara la fiscal Virginia Bravo, pero se negó a declarar.
Los cargos que enfrenta contemplan la pena máxima (ahora sin salidas anticipadas): “Privación ilegal de la libertad, abuso sexual agravado, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y por mediar violencia de género y tenencia de estupefacientes para su comercialización”, señala la caratula.
Esto último es porque en la requisa a su casa (lindera con la del crimen) los policías secuestraron 400 gramos de clorhidrato de cocaína y dos plantas de marihuana con gran follaje, por lo que se investiga si “también se dedicaba a la venta de estupefacientes”, anticipó un pesquisa.
Después de la indagatoria Báez fue trasladado de nuevo a la comisaría Decimocuarta, aunque ya en calidad de detenido (antes estaba aprehendido), por lo que lo alojaron con el resto de los presos. Fuentes oficiales confirmaron que había ocho hombres más, aunque ninguno con semejante carátula, por lo que se espera que se tramite un cupo en una de las alcaidías de la Región.
También es muy probable que en los próximos días se le dicte la prisión preventiva, ya que su situación es muy comprometida.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario