Siglo XX, la Ensenada social

El profesor Jorge Testori, nos regala otro de sus textos, basado en los archivos de Carlos Asnaghi 

Testori-Jorge

Desde el año 1900, recién inaugurado el siglo XX, el pueblito de la ensenada ya tomaba forma de ciudad y por medio de la laboriosidad de sus habitantes y de su crecimiento industrial, se iniciaron otras actividades dedicadas a brindar un sano esparcimiento a los ensenadenses.

Se instala el Salón Unión en la calle La Merced entre Sarmiento y Avilés, en tanto que en la calle Ortiz de Rosas el Café La Cantina de Juan Serra y Antonio Mendía es el lugar predilecto de los hombres. Años más tarde se transformaría en el Restorán Victoria.

En la calle La Merced entre Alberdi y Cestino comenzó sus actividades el Bar La Marina propiedad de Vicentini, Vásquez y Redondo.Luego lo vendieron a Pedro Lopérfido que lo trasladó a la esquina de La Merced y Avilés donde brindaba al público una variedad de números artísticos.

Mientras tanto, en la Sociedad Italiana y en Bomberos Voluntarios el público familiar era atraído por los espectáculos de cinematografía, arte que se expandía por el mundo.

En La Merced N° 278 la Sociedad de Estudiantes del Sud instaló una pequeña sala de cine en 1916, que mas tarde fue ampliada por el berissense Domingo Leveratto y reinaugurada como Cine Universal el 12 de abril de 1924.Ya en 1933 la sala fue arrendada por la firma Tagliabúe y Rousillón y funcionó como cine-bar y cine familiar.

El gran acontecimiento artístico de Ensenada fue la inauguración del 21 de mayo de 1932 del Social Cine Teatro en la sede del viejo Salón Unión.Sus propietarios Bautista Parnisari, Pedro Lizarralde, Rafael Ferella y Sabatino Ferella construyeron un salón con 800 plateas bajas, 300 plateas altas, techo corredizo, camarines y paneles acústicos, todo un orgullo para la ciudad y la región. La función inaugural fue a beneficio del Club Náutico Ensenada.

Ya instalados los Bomberos Voluntarios en su cuartel de la calle San Martín y Sarmiento en 1934, comenzó allí a funcionar el Cine Astro.

Así Ensenada fue tejiendo su vida social, su vida familiar y haciendo historia.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario