MALNATTI; Género, Organización Sindical y Posverdad

Muchos temas confluyeron en una misma situación, durante el transcurso de la semana en la agenda pública, referidos a la detención del secretario general de la UOCRA seccional La Plata Juan Pablo “Pata” Medina.

Malnatti, Género, Organización Sindical y Posverdad

Por Mariano Sosa 

En este marco, se pusieron en juego, discusión y disputa de la legitimidad de la práctica sindical como derecho, la concentración económica del holding inmobiliario en la ciudad, la corrupción en la articulación del Estado con empresas u organizaciones sociales y la justicia como protagonista de la arbitrariedad en un clásico entre el sindicalismo y el sector empresarial.

La posverdad o mentira emotiva es articuladora de los ejes o temas que involucran el hecho concreto que es la detención de un dirigente sindical en el marco de una causa. Actualmente política y medios masivos operan mediante esta noción para ocultar sus intereses, exponiendo a su rival o tratando de interpelar a los espectadores.

Daniel Malnatti no desconoce todo esto, él es un articulador de la mentira emotiva con los temas que va imponiendo la “agenda pública”. Así fue su entrada por la alfombra roja al gremio, buscando un inminente conflicto con los trabajadores, para brindar una entretenida ficción emotiva a la hora de la cena.

Cuando llegó al primer piso donde se encuentra la oficina del secretario general, con cámara encendida y discutiendo con Fabiola, compañera del “Pata”, generó un clima de tensión inmediata. Allí nos encontrábamos colegas de diversos medios, esperando para hacer una nota o simplemente “esperando que algo pase”.

Dentro de la oficina de Juan Pablo Medina, dos movileros de TN y canal 13 se encontraban en vivo, en la centralidad de la escena y con la exclusiva, a Malnatti esto le molestaba, por eso comenzó a ofuscarse, al no permitírsele entrar a la oficina y tomar esa centralidad. Fue entonces que comenzó a discutir nuevamente con Fabiola, en un intento por querer entrar.

La discusión se tornó cada vez más pesada y a Malnatti ya no le importó saber que frente suyo había una mujer. Esto en comparación con la llegada de sus colegas movileros del mismo grupo mediático; con tranquilidad, y con mucho respeto esperaron en el hall del primer piso para obtener la nota.

Recuerdo una charla entre ambos diciéndole él a ella: “Vos tenés que ir de a poco, agarrando experiencia, cuando estés frente a la cámara sentí que sos la mejor, pero sin creértela, la gente se da cuenta”.

En fin, ante el destrato de Daniel a Fabiola, pensé que lo más adecuado era hacerle una pregunta que le costara contestar, que lo quitara de su centralidad emotiva y lo reubicara en la trama.

Le pregunté por Santiago Maldonado porque sabía que no iba a darme una respuesta franca, de hecho sonó más a respuesta de un vocero oficial, que de un periodista con capacidad crítica de la realidad, él más bien se encuentra orientado a reproducirla.

Tampoco pudo hacerse cargo de su condición de trabajador y su no afiliación a una organización sindical. No faltará quien subraye que la afiliación es un derecho opcional, anemia con derecho, claro. Dejaré la ciudadanía a la “gente cool de vida soft” y hablaré de actores sociales.-



Notas relacionadas

Dejá tu comentario