MALNATTI; GA�nero, OrganizaciA?n Sindical y Posverdad

Muchos temas confluyeron en una misma situaciA?n, durante el transcurso de la semana en la agenda pA?blica, referidos a la detenciA?n del secretario general de la UOCRA seccional La Plata Juan Pablo a�?Pataa�? Medina.

Malnatti, GA�nero, OrganizaciA?n Sindical y Posverdad

Por Mariano SosaA�

En este marco, se pusieron en juego, discusiA?n y disputa de la legitimidad de la prA?ctica sindical como derecho, la concentraciA?n econA?mica del holding inmobiliario en la ciudad, la corrupciA?n en la articulaciA?n del Estado con empresas u organizaciones sociales y la justicia como protagonista de la arbitrariedad en un clA?sico entre el sindicalismo y el sector empresarial.

La posverdad o mentira emotiva es articuladora de los ejes o temas que involucran el hecho concreto que es la detenciA?n de un dirigente sindical en el marco de una causa. Actualmente polA�tica y medios masivos operan mediante esta nociA?n para ocultar sus intereses, exponiendo a su rival o tratando de interpelar a los espectadores.

Daniel Malnatti no desconoce todo esto, A�l es un articulador de la mentira emotiva con los temas que va imponiendo la a�?agenda pA?blicaa�?. AsA� fue su entrada por la alfombra roja al gremio, buscando un inminente conflicto con los trabajadores, para brindar una entretenida ficciA?n emotiva a la hora de la cena.

Cuando llegA? al primer piso donde se encuentra la oficina del secretario general, con cA?mara encendida y discutiendo con Fabiola, compaA�era del a�?Pataa�?, generA? un clima de tensiA?n inmediata. AllA� nos encontrA?bamos colegas de diversos medios, esperando para hacer una nota o simplemente a�?esperando que algo pasea�?.

Dentro de la oficina de Juan Pablo Medina, dos movileros de TN y canal 13 se encontraban en vivo, en la centralidad de la escena y con la exclusiva, a Malnatti esto le molestaba, por eso comenzA? a ofuscarse, al no permitA�rsele entrar a la oficina y tomar esa centralidad. Fue entonces que comenzA? a discutir nuevamente con Fabiola, en un intento por querer entrar.

La discusiA?n se tornA? cada vez mA?s pesada y a Malnatti ya no le importA? saber que frente suyo habA�a una mujer. Esto en comparaciA?n con la llegada de sus colegas movileros del mismo grupo mediA?tico; con tranquilidad, y con mucho respeto esperaron en el hall del primer piso para obtener la nota.

Recuerdo una charla entre ambos diciA�ndole A�l a ella: a�?Vos tenA�s que ir de a poco, agarrando experiencia, cuando estA�s frente a la cA?mara sentA� que sos la mejor, pero sin creA�rtela, la gente se da cuentaa�?.

En fin, ante el destrato de Daniel a Fabiola, pensA� que lo mA?s adecuado era hacerle una pregunta que le costara contestar, que lo quitara de su centralidad emotiva y lo reubicara en la trama.

Le preguntA� por Santiago Maldonado porque sabA�a que no iba a darme una respuesta franca, de hecho sonA? mA?s a respuesta de un vocero oficial, que de un periodista con capacidad crA�tica de la realidad, A�l mA?s bien se encuentra orientado a reproducirla.

Tampoco pudo hacerse cargo de su condiciA?n de trabajador y su no afiliaciA?n a una organizaciA?n sindical. No faltarA? quien subraye que la afiliaciA?n es un derecho opcional, anemia con derecho, claro. DejarA� la ciudadanA�a a la a�?gente cool de vida softa�? y hablarA� de actores sociales.-



Notas relacionadas

Dejá tu comentario