Carta abierta a los trabajadores de Astillero Río Santiago. Por Gustavo Asnaghi

El electo concejal por Cambiemos de Ensenada se disculpó a través de las redes sociales con los operarios de la constructora naval

gus ars

“Desde este espacio, salgo a pedirles disculpas por los dichos vertidos durante un cambio de opiniones en un programa de televisión y que fue sacado de contexto. El error fue no aclarar en tiempo y forma la frase en cuestión que generó malestar e intranquilidad en muchos trabajadores, En mis dichos me refería a empleados que nunca lo fueron, que tenían contratos apócrifos, que no merecían cobrar y que de hecho la justicia está actuando al respecto, investigando al ex presidente Héctor Scavuzzo y otros corresponsables. Pero JAMÁS aludiría a la gran mayoría de los empleados que aman el Astillero y que pusieron a la empresa en un sitial de preferencia. Los sueldos de cada uno de ustedes, es un derecho adquirido. No hablé en representación del gobierno de la provincia, sino a título personal y además tengo en claro que yo no tengo entidad como para referirme a un ajuste de sueldos ni mucho menos. Me hago cargo del error, por eso mis SINCERAS DISCULPAS, pero ustedes saben bien, que en la arena política Y CUANDO HAY MALA INTENCIONALIDAD, muchos van a malinterpretar todo lo que uno diga, ya que es una forma, no sólo de desprestigiarme ante ustedes, sino también de distraer los verdaderos problemas que hay en el Astillero, que se remontan a muchos años y otros gobiernos y en los que yo no tengo absolutamente ninguna responsabilidad. Como no quiero generar un debate y prefiero llamarme a silencio, por respeto a MUCHOS DE USTEDES, entre los que tengo gran cantidad de amigos y vecinos ensenadenses, les pido nuevamente DISCULPAS, como ensenadense y persona de bien que soy. Confío en que el tiempo y las acciones( que es lo que cuenta en definitiva), nos van a poner a cada uno en el sitial que nos corresponda. En eso, la vida es implacable. Deseo fervientemente que el Astillero se reactive definitivamente, que vuelva a ser un modelo a imitar y que los verdaderos responsables (que por supuesto no son los trabajadores) rindan cuenta, se hagan cargo y paguen por lo sucedido en los últimos años, que es INFINITAMENTE MÁS GRAVE que una frase poco feliz y sacada de contexto. Saludos y a entera disposición”.

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario