Disparos hacia los jugadores en la final de un torneo del interior

Varios jugadores heridos y hospitalizados. Uno casi pierde el ojo de un disparo

 

Un nuevo hecho de violencia se vivió nuevamente en una cancha de fútbol. Esta vez, luego de finalizado el encuentro, ante las protestas de los jugadores con el árbitro, la policía decidió reprimir con balas de goma y un jugador casi pierde un ojo.

Fue en Santa Fe por la final de la Liga Cañadense, donde Defensores de Armstrong derrotó a Sportivo Las Parejas. El desempeño del árbitro a lo largo del partido, desató la bronca de los jugadores de Sportivo, ya que cobró un penal en su contra y anuló un gol y expusó a un jugador.

Finalizado el encuentro, el enojo de los jugadores rojiverdes desató una escena de terror dentro del campo de juego. Los efectivos policiales dispararon sin piedad, tanto a los jugadores como hinchas, dejando varios heridos de ellos y hospitalizados.

Otro episodio de violencia en el fútbol del interior como venimos viendo durante este ultimo tiempo y nadie hace nada ni existe alguna solución posible.

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario