ESCÁNDALO EN ENSENADA: Concejales de Cambiemos pidieron policía para salir del recinto y se armó la gorda

IVELLI dice que los amenzaron de muerte desde el público sequista y del otro lado NARDINI aseguró que no corrieron peligro los concejales porque solo eran jubilados indignados. MIRÁ EL VIDEO DEL MOMENTO DE LOS DISTURBIOS.

 

Cargados de tensión y en un clima de extrema volatilidad se viven los últimos días de un difícil 2017 que en materia política es un verdadero polvorín.

Ensenada no solo no es la excepción, sino que es una vidriera elocuente y vivás de este momento tan especial de la Argentina, con un intendente que se ha transformado en el principal hombre con representación institucional del kirchnerismo, a fuerza de fuertes apariciones públicas y altisonantes declaraciones contra el presidente MACRI y la gobernadora VIDAL.

Y esas posturas encuentran en el concejo deliberante local una caja de resonancia muy activa y sonora, con una composición extremadamente sequista, que ostenta 11 de los 18 ediles en su bancada K, mientras que enfrente la oposición se fragmenta en tres partes: 4 representantes de Cambiemos, 2 de UNA y 1 de la UCR.

 

LA SESIÓN DEL ESCÁNDALO

En el lluvioso mediodía de este martes 19 de diciembre, cuando sesionaba el HCD de Ensenada desde hacía una hora, el bloque de Cambiemos pidió la suspensión del debate legislativo por lo que consideró una clara falta de medidas de seguridad en el recinto.

Ocurre que minutos antes, el bloque macrista puso sobre la mesa un duro pedido de repudio al accionar del intendente MARIO SECCO en la Legislatura bonaerense la semana pasada y eso encendió las llamas.

Entonces, desde el bloque Unidad Ciudadana hicieron una fuertísima arenga contra la reforma previsional aprobada en la madrugada, con la presentación de un proyecto de resolución filosísimo.

Inmediatamente comenzaron a escucharse los gritos del público mayoritariamente sequista, contra las dos concejales del PRO, que avalaron la sanción de la norma de reforma jubilatoria y pusieron en dudas la defensa de sus adversarios en el recinto a los jubilados, argumentando que los pasivos municipales cobran haberes humillantes.

Cuando los gritos pasaron a amenzas concretas, el bloque Cambiemos pidió la suspensión de la sesión y la edil Fernanda Ivelli llamó a la policía para pedir protección durante el cuarto intermedio que se originó para tratar de atemperar los caldeadísimos ánimos.

Pero al parecer, cuando llegaron los uniformados en la puerta del municipio alguien les dijo que estaba todo bien y que no hacía falta ya su presencia, por lo que subieron al patrullero y se retiraron.

Minutos  más tarde, nuevamente Ivelli se comunicó al 911 y logró que los policías esta vez sí se apersonaran en el primer piso del palacio municipal de Don Bosco y La Merced, para acompañar a los ediles de Cambiemos hasta sus oficinas y luego también para pudieran salir del edificio y llegar a sus casas.

LA PALABRA DE LAS PRESIDENTAS DE BLOQUE

Los ecos llegaron después de la sesión con la palabra de las dos presidentas de los bloques en disputa, Silvina Nardini y Fernanda Ivelli, en exclusiva para PRIMERA PÁGINA.

concejo1

 

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario