Berisso | El intendente Nedela incumplió con los trabajadores y ahora los acusa de “golpe institucional”

El intendente de Berisso, Jorge Nedela,  brindó una conferencia de Prensa en la que quiso “sacudirse las pulgas”  tras los incidentes que se produjeron a las puertas de HCD

Conferencia de prensa del Intendente Jorge Nedela

Vale recordar que en una suerte de “apriete”, el jefe comunal Jorge Nedela exigía la aprobación del pacto fiscal y que se declarara la emergencia  económica y con una actitud de nato autoritarismo, lanzó la amenaza que de no concretarse, no abonaría los sueldos a los trabajadores municipales, que estaban reunidos frente al Legislativo y fueron reprimidos, modalidad de la que parece ser bastante afín el alcalde radical.

Luego de frustrarse otra sesión en la que se iban a tratar los expedientes presentados por el Ejecutivo que propugnan la adhesión a la ley provincial de responsabilidad fiscal y la declaración de Emergencia Económica en el distrito, el alcalde de Berisso denunció a las autoridades del Sindicato de Trabajadores Municipales de impedir el normal funcionamiento del órgano legislativo y los acusó de querer dar un “golpe institucional”. Interpretaciones de Nedela. Los trabajadores estaban defendiendo sus derechos.

Durante la conferencia, tal vez pretendiendo no mostrar su incapacidad para gobernar que redundó en el pedido de auxilio a la gobernadora María Eugenia Vidal para afrontar las obligaciones, el ex docente dijo “hemos presentado en el Concejo Deliberante tres proyectos de ordenanza muy importantes para esta gestión. Uno es la declaración de Emergencia Económica y otro es la adhesión a la ley provincial de Responsabilidad Fiscal que ha sido sancionada en el Congreso de la Nación, en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires y que invita a los Municipios a adherirse”.

El oficialismo en esa ciudad no consiguió quórum, la sesión fracasó en el marco de una fuerte presión de los municipales hacia la oposición para evitar la ordenanza. “El sindicato tiene un accionar destituyente e irresponsable porque pone en riesgo el cobro del sueldo de sus compañeros”, espetó un iracundo Nedela.

Patear la pelota. “Es el kirchnerismo el que está atrás de esto. No admiten que perdieron. Vamos a hacer una guerra contra los ñoquis y esa gente que no trabaja que es apañada por el sindicato”.

Cambiemos no tenía garantizado el quórum en el recinto. Para lograrlo dependía de los concejales del Frente Renovador. Si bien la bancada de Sergio Massa estaba en contra de la medida y  ante la amenaza del intendente de no realizar los pagos, dispuso que fueran  los empleados municipales que decidieran qué debían hacer. El concejal Maximiliano Barragán puso a disposición de los presentes la decisión en una suerte de asamblea que resolvió no dar quorum.

Nedela intentó negar las amenazas hacia los trabajadores y acusó a la cúpula gremial de llevar intranquilidad. “No vamos a echar a nadie como tampoco lo hicimos cuando asumí en 2015. No vamos a sacar beneficios, pero si nos vamos a poner firmes y vamos a dar batalla con aquellos que no trabajan aquellos, los ñoquis que son apañados por la gente del sindicato”, sollozó.

Claudio Hiser, secretario adjunto de los municipales aseguró que el proyecto plantea la anulación de las horas extras y la reubicación de los empleados por parte del Poder Ejecutivo. “Es decir que tiene la potestad de cambiar a compañeros de aérea sin ningún pase y también el poderío de cambiar horarios“, argumentó.

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario