a�?Una ponderaciA?n al gradualismoa�? Por Roberto Costa (*)

(*) Roberto RaA?lA� Costa. Senador. Oriundo de Escobar. PresidenteA�A� del Bloque de Senadores CambiemosA� de la Provincia de Buenos Aires.

rober

Las Grandes Transformaciones Necesitan Tiempo.A� Desde diciembre del 2015, Argentina ha comenzado a cambiar.

NuestroA� gobierno en aquel momento recibiA? un paA�s en ruinas,A� con todas las instituciones pA?blicas destruidas,A�A� despuA�s de 12 aA�os de una administraciA?n donde reinabaA� el desorden,A�A� la ausencia de planificaciA?n y el descontrolA� del gasto pA?blico.A�A�

En aquel entonces, los mayores problemas se reflejaban a�� entre otras cosas a�� en un Estado sobredimensionado,A� destruido, ineficiente, con un dA�ficit fiscal insostenible (el mA?s elevado en los A?ltimos 30 aA�os), con una inflaciA?n del 20 % anual (una deA� las tasasA� mA?s altas del mundo), y una presiA?n tributaria asfixianteA� que rondaba en el 31, 2 % del PBI, las exportaciones habA�an caA�do en un 25 % entre 2013A� -A� 2015.A� La situaciA?n social era crA�tica,A� por entonces habA�a en Argentina 3.8000.000 familias que no tenA�an vivienda digna,A� un 51 % de la poblaciA?n activa del paA�s tenA�a problemas de empleo (cobraban menos del salarioA� mA�nimo) y habA�a 11, 7 millones de argentinos en situaciA?n laboral muyA� precaria.A�A� En este escenarioA� el paA�s no crecA�a en los A?ltimos 4 aA�os. Lamentablemente esta situaciA?n se replicaba en nuestra provincia yA� en casi todos los municipios bonaerenses.A�A�A�

Ante el panorama descripto la administraciA?n pA?blica a�� en todas sus instancias -A�A� se mostraba con estructuras anacrA?nicas, sin una planificaciA?n estratA�gica niA� divisiA?n de funciones acorde a los serviciosA� y acciones que el Estado debA�aA� llevar adelanteA�A� para enfrentar la crisis seA�alada.

La sociedad fue vA�ctima de esta modalidad caA?ticaA� de administraciA?n, y nos fuimos acostumbrando a las desviaciones, informalidades y deficiencias de un sistema pA?blico que no otorgaba respuestas a la problemA?tica social imperante. Trabajar sin aportes, o en negro, conformar cooperativas ineficientes, con un alto grado de desesperanza yA� ausencia de motivaciA?n, eran monedaA� corriente entre nosotros. En sA�ntesis, fuimos vA�ctimas de un populismo contaminante donde se ofrecA�a un supuestoA� bienestar para a�?el hoya�? pero sin considerar las consecuencias del maA�ana, y asA� transitamos la conocida dA�cada ganada del relato K.

Este nuevo gobierno asumiA? el compromiso real de revertir el escenario descripto, paraA� mejorar la calidad de vida yA� lograr el bienestar general tan ansiado. Para ello, los Argentinos debemos mostrarnos maduros y enfrentar grandes desafA�os en los prA?ximos aA�os, que impliquen generar cambios tales como: Reformar y modernizar las AdministraciA?n PA?blica, Modificar el sistema tributario, reformar el sistema laboral, el sistema educativo,A� profundizar la inserciA?n en los mercados internacionales, desarrollar la infraestructura en general y facilitar el trasporte (para serA� competitivos),A�A� entre otras cuestiones marco de indispensable tratamiento.

En este sentido,A� impulsado por el triunfo electoral del 22 de octubre pasado, nuestro Presidente llamo a generar los consensos bA?sicos, donde planteo tres ejes concretosA� para profundizar la transformaciA?n propuesta, diciendo: a�?debemos trabajar sobre a�?responsabilidad fiscal,A� que comprende el tema dA�ficit pA?blico, la inflaciA?n y los impuestos;A� favorecer el empleo, con mA?s y mejores trabajos, y hablar de Republica y calidad institucional.a�?

La pregunta que todos nos hacemosA� a�� o deberA�amos hacernos – , esA�A� A?CA?mo llevamos adelante los cambios propuestos?,A� ante un panorama donde las estructuras e instituciones sociales vienen funcionando de manera inapropiada desde hace mA?s de 50 aA�os.

AmA�n de que muchos encumbradosA� economistasA� a�� sostengan lo contrario a��,A� creemos queA� el gradualismo es claramente el camino para llegar a los cambios que planea y propone nuestro presidente. AA� nuestro modo de ver la modificaciA?n de las conductas socialesA� no se logranA�A� de un dA�a para el otro, pues debemos tener en cuenta que lo que estamos proponiendo es un Cambio Cultural para los argentinos, que va mucho mA?s allA? que una polA�tica de parches como se venA�a haciendo durante losA� gobiernos anteriores.A�A�

Gradualismo significa que los cambios sociales y estructuralesA� deben ocurrir de manera escalonada, mediante acciones que modifiquen progresiva y continuamenteA� la administraciA?n pA?blica en todas sus instancias de gobierno. Llevar adelante las polA�ticas propuestas, implica no solo una modificaciA?n generalizada de nuestra sociedad,A� sino tambiA�n un cambioA� en la conducta individual de todos y cada uno de los argentinos, y para ello se requiere constancia,A� motivaciA?n y ejemplo.A�

Nunca se puede pasar del todo a la nada, el hombre necesita tiempo para transformarse, para modificar individual y socialmente sus conductas.A� A manera de ejemplo decimos que,A� no podemos pretender que una persona que por razones de necesidad sea parte de una cooperativa de trabajo nacida de la emergencia, al otro dA�a constituya una unidad productiva competitiva y eficiente en el mercado nacional e internacional,A� tampoco un trabajador pasarA? de la noche a la maA�ana a estar en las mejores condiciones laborales, ni el empresario a ser un generador de mA?s empleo de un dA�a para el otro,A�A�A�A� deA� este modo podemos dar miles de ejemplos.

Hoy existe una necesidad delA� gradualismo en el cambio y es el momento oportuno para ello, puesA� antesA� las estructuras institucionalesA� y sociales se presentaban como inflexibles para renovarse y modificar su esencia, era impensable hablar de grandes reformas o de afrontar un a�?reformismo permanentea�? como impulsa nuestro presidente,A�A� esto gracias a un gobierno a�� que mA?s allA? de sus proyectosA� – estA? dispuesto a atender otras propuestas e ideas que provenganA� de diferentes sectores sociales y polA�ticos, en fin un gobierno que escucha y que construye su agenda programA?ticaA� en base al dialogo.A�A�A� Para desterrar a�� de este modo a�� posturas inamovibles que llevaron a posiciones irreconciliables en el pasado.A�A�A�A�A�A�

Ahora bien, para aplicar certeramente el gradualismo, es indispensable la planificaciA?n conA� objetivos precisamenteA� determinadosA� y pautas a cumplir a corto, medianoA� yA� largo plazo. Es decir tener en claro, que cambiar, como cambiarlo, y que tiempo nos llevarA? este proceso.

Otra cuestiA?nA� indispensable es no atar los tiempos de los cambios a los procesos electorales, pues en cuatro aA�os difA�cilmente se haya logrado todo lo propuesto. Si nos manejamos con unA� gradualismo perseverante,A� evaluado en cada etapa y con metas claras,A�A�A� en plazos de 2,A� 6, 8,A� 10 aA�os o mA?s,A�A� vamos a ir logrado el resultado en las polA�ticas propuestas desde el inicio de este nuevo gobierno.

No cabe dudas que el objetivo de Macri es llevar aA� la Argentina a ser un paA�s normal, basado en nuevos paradigmas polA�ticos y de gestiA?n, y para ello este gobierno tiene dos caracterA�sticas fundamentales: el gradualismo yA� la bA?squeda del consenso, con estas herramientas tendremos en el futuro el paA�s que todos los argentinos nos merecemos.

En definitiva, como decA�a Ortega y Gasset a�?SA?lo cabe progresar cuando se piensa en grande; sA?lo es posible avanzar cuando se mira a lo lejosa�?.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario