Algo no está haciendo bien el intendente de Berisso: la peor crisis financiera del distrito

Fracasó por sexta vez la sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante

concejo

El distrito que gobierna el radical Jorge Nedela atraviesa una severa crisis financiera. Por eso entre otras medidas quiere que los concejales apoyen la Emergencia Económica en el marco del Pacto Fiscalr. Una vez más los ediles de la oposición no dieron quorum en la sesión especial convocada para este jueves 11 de enero.  A Nedela no le va nada bien en Berisso. Atraso en el pago de sueldos –incumpliendo el acuerdo que tenía con los trabajadores, despidos y represión fueron el paisaje que mostró el gobierno comunal.

En otro intento de “patear la pelota” desde Cambiemos volvieron a hablar de un intento “destituyente”, sin querer reconocer que se están implementando políticas que van en contra de las necesidades de la comunidad.

Al igual que en anteriores oportunidades, la oposición no dio quorum y la sesión volvió a caerse por sexta vez. Muchos concejales no concurrieron al recinto. Hubo trece presentes y siete ausentes. ¿Caza de brujas? El presidente de la bancada oficialista, Carlos Festa, hizo uso de la palabra para pedir al secretario del Cuerpo que notificara cuáles eran los concejales presentes en la casa legislativa que no dieron quórum. En ese contexto, el conflicto podría judicializarse si el próximo lunes la oposición vuelve a no dar quorum.

El bloque Cambiemos sentó nuevamente a sus diez representantes para sesionar en minoría, al no contar con la presencia de los once concejales necesarios -la mitad más uno del Cuerpo-, por la ausencia de los ediles de los bloques PJ-Unidad Ciudadana Sebastián Mincarelli, Santiago Rodríguez, Edith Sosa, Oscar Potes, Alejandro Paulenko, Fabián Cagliardi y Nora Harmatiuk, Frente Renovador, Gustavo Yacenko y Maximiliano Barragán y bloque Peronista, Jorge Pagano.

Por la crisis financiera, Nedela lleva varios meses paralizado sin encontrar soluciones. El Sindicato de Trabajadores Municipales estuvo varios días con retención de tareas y la ciudad se volvió un verdadero basural por la falta de recolección de residuos.

Fuera de término, según lo acordado, esta semana abonó los salarios y ese frente se le despejó, pero en el Concejo sigue empantanado ya que lleva varias semanas sin poder aprobar el Pacto Fiscal, que le daría un supuesto respiro a las ajustadas finanzas del municipio.

El argumento de Nedela genera dudas en la oposición que  teme que haya un feroz ajuste sobre los estatales de Berisso, teniendo en cuenta los despidos que hubo. Vale recordar que  el alcalde en contraposición, designó funcionarios.

Sabido es que la gobernadora María Eugenia Vidal propinó un “reto” a Jorge Nedela en reunión con intendente, por el mal manejo que viene llevando.  Por lo pronto, en un clima de absoluta fragilidad económica, el deprimido jefe comunal intentará el próximo lunes no caer en su séptimo fracaso legislativo.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario