Víctima de entradera debió operarse los ojos por los culatazos que recibió

Los ladrones no pudieron escapar en la moto porque perdieron las llaves mientras revisaban la casa. El hombre sufrió desprendimiento de membrana y desgarro de retina en los ojos

Un hombre de 63 años debió operarse ambos ojos por la paliza que recibió durante una entradera en su casa de 49 y 29. Los maleantes terminaron capturados a pocas cuadras del lugar del asalto.

La víctima, identificada como Ricardo Sedano(63) -masajista de Estudiantes de La Plata durante casi 30 años – estaba ingresando su vehículo a su garaje acompañado de su esposa cuando fueron sorprendidos.

Dos sujetos armados los abordaron y los llevaron al dormitorio donde les exigieron plata y “armas que nunca tuve” según relató Sedano. Le propinaron varios culatazos en la cara, estando él en el piso, y, tras poco más de diez minutos los malhechores emprendieron la fuga. Se llevaban el sueldo del hombre y la alianza de la mujer.

No pudieron lograr su escape dado que no hallaban las llaves de la moto con la que habían llegado – se les habían caído mientras revisaban la casa-. Se fueron a pie e intentaron robar un auto estacionado pero no tuvieron éxito. Fueron detenidos tras un operativo policial por la zona de 30 y 51. Lograron recuperar todas las pertenencias salvo la alianza.

Sedano se levantó al otro día con fuertes dolores en los ojos y al ir por una consulta, terminó siendo operado por tener desprendimiento de membrana en el ojo derecho que no lo permitía ver y, por los golpes, desgarro de retina en el ojo izquierdo, según relató.

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario