Feroz asalto a una taxista en Punta Lara

Un taxista vivió un verdadero calvario al ser asaltado en Punta Lara por un delincuente.

taxista
El ladrón le provocó cortes en varias partes del cuerpo y hasta lo buscó frenéticamente cuando la víctima pudo escaparse y esconderse entre unos pastizales.
El conductor, Carlos Pérez Goicochea, un joven de nacionalidad peruana de 28 años, vivió una pesadilla que se inició mientras transitaba con su Fiat Siena por la calle 63 y diagonal 73. Allí subió a un pasajero, que le pidió que lo llevara hasta la rotonda de Punta Lara, ya que minutos antes le habían sacado su moto en un operativo policial. Pocas cuadras antes de llegar al destino, el individuo extrajo un cuchillo tipo Tramontina, se lo colocó en el cuello y le dijo que lo iba a matar. De esta manera, lo obligó a conducir hasta Boca Cerrada, donde le sacó la recaudación y su celular.
Una vez que el auto se detuvo, se inició un forcejeo entre las partes. “El taxista intentó sacarse el cuchillo del cuello, por lo que el malviviente le efectuó cortes en las manos, el rostro y lesiones punzocortantes en un brazo y una pierna”, dijo un jefe de la fuerza. Pese a estar malherido, el caco le ordenó seguir circulando hasta que la víctima notó que el arma blanca se había roto. Entonces, decidió bajar del rodado y empezó a correr, perdiéndose entre pastizales. Por su parte, el hampón comenzó a buscarlo en el taxi. Instantes después, se unió a la búsqueda una segunda persona, que llegó en una moto, pero no lograron encontrar al damnificado y prefirieron darse a la fuga en el rodado.
Una vez a salvo, la víctima le pidió ayuda a un patrullero, que la trasladó a una dependencia. Después, el Gabinete Criminológico de la comisaría Segunda de la vecina localidad, al mando de Gustavo Torales, inició una pesquisa dirigida por Denis Tocho, encargado de la Jefatura Departamental Ensenada. Así, llevaron a cabo un operativo cerrojo y hallaron el taxi. El paso siguiente fue ir hasta la casa del autor del hecho, a quien Pérez Goicochea conocía.
En el patio de una vivienda de 132 entre 16 y 17 lograron atrapar al malviviente. Se trata de un albañil de 29 años, quien ahora deberá responder por los delitos de “tentativa de robo automotor, robo y lesiones”.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario