La madre de Balcedo cerró el Diario Hoy y desvinculó a los trabajadores mediante un papel impreso

Varios empleados recibieron un papel impreso en el que se los notificaba que “a raíz de la grave crisis que atraviesa la empresa por razones de fuerza no imputables a nosotros, queda usted desvinculado a partir de la fecha”.

timthumb

papel

La madre del empresario-sindicalista Marcelo Balcedo, Miriam “Nene” Chávez de Balcedo, detenido en Uruguay, cerró temporalmente el Diario Hoy y comenzó a despedir personal, que decidió permanecer dentro del edificio del matutino, en La Plata, para resistir la medida.

Chávez hizo el anuncio -que en principio regiría hasta el martes- a escasos minutos de que se conociera que la justicia uruguaya encontró casi cuatro millones de dólares en cajas de seguridad en la empresa Fort Bopx de su hijo Marcelo Balcedo en Montevideo, Uruguay, donde está detenido junto a su mujer, Paola Fiege.

Cuando se presentaron a trabajar, varios empleados recibieron un papel impreso en el que se los notificaba que “a raíz de la grave crisis que atraviesa la empresa por razones de fuerza no imputables a nosotros, queda usted desvinculado a partir de la fecha”.

Según denunciaron, en principio Chávez dijo que serán 45 los empleados del matutino que dejarán de trabajar, a lo que podría sumarse personal de FM 92, de la misma familia.

Los trabajadores, en respuesta, decidieron permanecer en el edificio del diario, en avenida 32 entre 3 y 4 para reclamar por los despidos y, a la vez, porque temen que no vuelva a abrir sus puertas.

Balcedo, hijo de Chávez, ex director del Diario y  titular del SOEME fue detenido junto a su esposa, Paola Fiege, el 4 de este mes, en Maldonado, Uruguay, por orden del juez Ernesto Kreplak, quien lo investiga por lavado de dinero y extorsión. La justicia uruguaya, a su vez, le abrió una causa por tenencia de armas de guerra que se encontraron en su propiedad de ese país.

En un comunicado, los trabajadores denunciaron que Chávez se propone despedir el 80 por ciento del personal del matutino, en el que trabajan unas 200 personas. Pidieron, además, “las autoridades competentes su inmediata intervención” a fin de “salvaguardar” sus  derechos laborales.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario