Monseñor ALBERTO BOCHATEY dialogó con COLUMNAS DE LA IGLESIA

 

El Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de La Plata, Monseñor Alberto Bochatey, visitó la redacción de Columnas de la Iglesia y en una entrevista por demás fructífera, se refirió a diversos temas, entre los cuales ahondó sobre el aborto, sus cinco años en La Plata, el quinto aniversario de Francisco como Sumo Pontífice y la celebración del Santo Cura Brochero.

Monseñor Alberto Germán Bochatey se ha erigido como una figura muy respetada dentro de la Iglesia Católica, en donde a través de un diálogo metódico, conciliador y prudente, tendrá la responsabilidad de ser la voz y nexo entre los legisladores, que comenzarán a tratar la despenalización del aborto.

Justamente, la interrupción forzada del embarazo, resultó la primera cuestión que abordó el purpurado, durante el diálogo con este medio. Al respecto, el Obispo aseveró que en estos casos “la iglesia debe acompañar a la mujer para que ingrese en un programa de reeducación y contención”, y sostuvo asimismo que la pena “sea especialmente a las autoridades públicas que permiten el aborto”.

En tanto que, el mitrado atribuyó una cierta responsabilidad a los medios de comunicación que, desde su óptica, “llenan la cabeza con aborto sí, como la única solución”. Por su parte, quien es Doctor en Teología Moral, señaló la importancia de “analizar al varón”, que aquí es “donde tenemos el 50% del problema que no tratamos y en donde debemos preguntarnos, ¿qué pasa con el varón?, ¿Qué sabe el varón de la mujer?”.

A su vez, Bochatey expresó su inquietud respecto de la fiabilidad de los datos cuantitativos que circulan públicamente y que sostienen que en Argentina existen 500.000 mujeres que acuden a abortos clandestinos. Aunque sí, remarcó el prelado, “podemos hablar de estadísticas de muerte”, como dato fehaciente.

El consagrado, quien es experto en Bioética, remarcó la importancia de tener una visión aún más profunda respecto al aborto y en virtud de realizar un análisis que conlleve interrogantes tales como; “¿Qué pasa después del aborto? o ¿Qué prevé la Ley para esa persona?”.

Continuando en esa vía, Bochatey aseveró que “hay una mentalidad anticonceptiva”, donde los mecanismos de prevención para “no generar” o evitar un embarazo no deseado, muchas veces contraen fallas, y como consecuencia de ello, termina derivando en “una mentalidad abortiva”.

En ese sentido, Bochatey, quien fue nombrado el pasado año, miembro de la Comisión de la Pontifica Academia para la Vida, por el Papa Francisco, manifestó que “hay algo que no funcionó en la educación sexual en este Siglo XXI”, y reflexionó que “debemos sincerarnos y darnos cuenta que epidemiológicamente hemos fracasado”.

Además, el Obispo auxiliar de La Plata, reincidió que la temática del aborto no resulta una cuestión netamente religiosa, “sino que es también religiosa”, ya que “hay mucha gente que está en contra del aborto y no es católica”. En esa vía reflexiva, el hombre del clero adujo que “siempre se quiere presentar al aborto como un problema de salud y es un problema más antropológico que sanitarista y es por eso que hay que abrir el panorama”.

Consultado respecto de quienes repudian a la Iglesia y se pronuncian en su contra, Monseñor Bochatey dejó en claro que “es muy fácil echarle la culpa a la iglesia o a los curas y nadie habla de otra cosa”. “Es una cuestión cultural y de facilismo”, enunció firmemente, el Obispo.

Por otra parte, Bochatey, se dirigió ante una eventual posibilidad de que se apruebe constitucionalmente la despenalización de la interrupción forzada del embarazo y expuso que “tenemos que ayudar, incluso a los legisladores, a que no anden con presiones de tiempo”, reconociendo igualmente que “el diálogo es muy correcto y hay muchos legisladores interesados y honestos que quieren conocer cuáles son los argumentos de fondo”, respecto a dicha temática.

El purpurado mencionó también que aunque en otros países el aborto se encuentra establecido bajo un marco normativo, “el mismo no ha desaparecido como tal, sino que se ha mecetado y continúa estando”.

Bochatey también recomendó que una de las posibles vías alternativas a la interrupción de un embarazo no deseado, podría ser el programa que ha implementado Perú, denominado “Las cunitas salvadoras”, que consisten en acobijar al niño que ha nacido de un “parto anónimo”, ya que no se revela la identidad de la madre que lo engendró y no deseó tenerlo, y con su aceptación, es dado en adopción.

En otro de los temas, el sacerdote perteneciente a la orden de San Agustín, se refirió a sus cinco años como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis platense y que coincidieron también con el quinto aniversario de la elección del Papa Francisco. El prelado manifestó que fue nombrado el 9 de marzo de 2013, cuando aún la sede pontifica se encontraba vacante, tras la renuncia del Papa Emérito Benedicto XVI y el nombramiento de Bergoglio.

Monseñor Bochatey manifestó una inmensa alegría por el quinto año de pontificado de Francisco y adujo que “piensa en los de afuera y habla de una iglesia de afuera, como hospital de campaña, de ir a aquellos que no son los de siempre”. Reafirmó también que con el Papa Francisco “es clarísimo el cambio de Paradigma”, y “estamos en un punto de no retorno en muchas cosas que él ha propuesto”.

En una frase muy ocurrente y en virtud de expresar lo que significa la figura de Francisco, el Obispo platense reconoció que “no hay personaje en el mundo que tenga ‘un recital’ que reciba a tantas personas como lo hace el Papa”. Indagado respecto de la influencia que el Sumo Pontífice tiene para con los jóvenes, Bochatey recordó algunos de los mensajes, en donde les pide que “no se dejen vencer por el desánimo y tampoco robar la esperanza”.

Además, Bochatey recalcó que esos mensajes de esperanza y aliento, se direccionan a ese “joven sin Dios, que tiene altísimo grado de desánimo, de droga y sexo sin sentido”. Por último, el purpurado se refirió al día de la celebración del Santo Cura Brochero, a quien describió con mucha alegría y como “un cura gaucho que caminó por muchos lados y luchó incansablemente para ayudar”.

 

 

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario