Francisco declaró beato al obispo Enrique Angelelli quien falleció durante el último golpe de Estado en Argentina

 

 

Luego de años de estudio, el Papa Francisco firmó los decretos para que en los próximos meses se declare oficialmente como beatos a cuatro mártires argentinos que sufrieron la violenta y cruel represión de la última dictadura militar acaecida en Argentina entre 1976 y 1983.  Entre ellos, se destaca Monseñor Enrique Angelelli, quien era Obispo de La Rioja, junto con los sacerdotes Murias y Longueville y el del laico Pedernera.

Según se dio a conocer, dicha noticia se la trasmitió por teléfono el propio pontífice al obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, quien venía promoviendo el proceso de beatificación de Angelelli, que se inició en 2014, y de los dos curas, que comenzó en 2011.

En 2014, la Justicia, tras la reapertura de la causa en 2010, había determinado que la muerte de Angelelli era producto de un homicidio y condenado al ex general Luciano Benjamín Menéndez y al ex comodoro Luis Fernando Estrella, por considerarlos autores mediatos. La causa contó con el aporte clave de archivos del Vaticano que remitió Francisco.

Colombo destacó que el Papa “estaba muy feliz de haberlo hecho y me lo quería comunicar formalmente. Fue un gesto extraordinario de su paternidad para con la Iglesia riojana”. Por lo demás, Colombo dijo que ahora se inician en la provincia los preparativos para la ceremonia de beatificación, pero que todavía no podía precisar cuándo sería. Este tipo de distinciones son presididas por el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano.

Monseñor Angelelli murió el 4 de agosto de 1976 en el paraje riojano de Punta de los Llanos, en un hecho que fue presentado inicialmente como un accidente automovilístico (un auto lo cerró, el coche volcó, el prelado quedó inconsciente y recibió un mazazo en la cabeza).

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario