La familia de Marcos Rojo desbordó de alegría tras el gol que clasificó a la selección Argentina

Todavía en estado de éxtasis, Carina (Mamá de Marcos Rojo) contó como vivió la agónica victoria de Argentina sobre Nigeria. Su hijo fue el baluarte del triunfo que le posibilitó a la Selección clasificar a octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

Argentina's defender Marcos Rojo (lower) celebrates his goal with Argentina's forward Lionel Messi during the Russia 2018 World Cup Group D football match between Nigeria and Argentina at the Saint Petersburg Stadium in Saint Petersburg on June 26, 2018.  / AFP PHOTO / GABRIEL BOUYS / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - NO MOBILE PUSH ALERTS/DOWNLOADS

Con los ojos brillosos y llenos de emoción, la mamá de Marcos comentó sus sensaciones sobre el vibrante triunfo del seleccionado argentino que lo depositó en la siguiente fase de la Copa del Mundo. Desbordada de alegría, contó cómo vivió el gol de su hijo, de pasado en Estudiantes de La Plata, que renovó el sueño mundialista de la ciudad y el país.

Cuando la pelota besó la red del arco que defendía Francis Uzoho a los 40 minutos del segundo tiempo, Carina se levantó de su silla y gritó el gol como nunca antes, aún sin saber que era su hijo el que lo había hecho. No sabía que era Marcos, tenía una alegría bárbara. Gritamos el gol porque con eso clasificábamos. Cuando me enteré que era él, empezamos todos a los gritos. Las hermanas, unos amigos y yo. Ahí explotó más el gol, comentó con una sonrisa imborrable.

https://twitter.com/fifaworldcup_es/status/1011722016850829312

Momentos antes, cuando transcurrían 30 minutos del complemento, el corazón de los argentinos se paralizó. Una mano en el área del conjunto dirigido por Jorge Sampaoli se tuvo que definir por VAR. El protagonista no era otro que el platense surgido de las inferiores pincharratas, quien saltó para rechazar una pelota de cabeza y, sin querer, terminó tocando el cuero con su mano. Fue un momento de extrema tensión que, afortunadamente, se resolvió de la mejor manera.

Ay, me quería matar. Pero yo ya sabía, primero le había pegado en la cabeza. Por más que haya ido a mirar (el árbitro), yo sabía. Me moría si era penal, dijo Carina entre risas.

Lo cierto es que el gol del ex jugador de Estudiantes desató la locura y depositó a la Selección en la próxima ronda del Mundial de Rusia 2018. Final feliz para un partido con muchos matices, difícil y trabado, que terminó con la certeza de que el seleccionado dejó todo en la cancha.

 

Fuente: 0221.com.ar



Notas relacionadas

Dejá tu comentario