SALVAJES CON EL CABALLO: Lo robaron y lo hicieron a la parrilla

Cada uno de los chiquitos llevaba una pata en su mano, y entre los mas grandes arrastraban el resto del cuerpo.

Screenshot_1

Hace tres semanas la casa ubicada en 521 entre 143 y 144 del barrio Las Quintas se encuentra deshabitada. En el lugar vive una familia que se encuentra alejada del lugar por un episodio que sacudió al barrio.

La familia es numerosa y se encuentra en extrema necesidad, y nadie sabe donde fueron a para el matrimonio junto a sus hijos. Según los vecinos, algunos fueron detenidos por el robo del caballo y los que se encuentran en libertad se enfrentan ante el reclamo del cartonero que le robaron el animal y era su principal herramienta de trabajo.

El conflicto comenzó luego de que dicha familia robó el caballo de un vecino para comer. Los testigos aseguran que los menores trasladaron las partes del animal a la vista de todos. “Cada uno de los chiquitos llevaba una pata en su mano, y entre los mas grandes arrastraban el resto del cuerpo”, contó una vecina y testigo del lugar.

La mujer agrego: “Al rato se hizo de noche, y ya estaban asándolo en un fuego improvisado en el fondo de su casilla”. La mayoría de los vecinos coincide en que el matrimonio sostiene a seis menos, que no solo sufren la falta de alimentos, sino que caminan por las calles sin abrigo y comen cuando pueden en un merendero comunitario de la zona.

Según informaron miembros del Movimiento Octubres, de la CTA y de la CTEP que desarrollan tareas comunitarias en Las Quintas, ya se realizó el reclamo ante los distintos organismos para que se ayude tanto al trabajador afectado como para la familia.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario