Un estudio analiza y “traduce” los gestos más comunes de los perros al comunicarse con nosotros

Los gestos referenciales no son accidentales sino intencionados, demuestran una voluntad de comunicarse: son utilizados por el emisor para atraer la atención de un receptor hacia un objeto específico, individuo o evento en el ambiente. 

Los niños empiezan a mostrar gestos referenciales entre los 9 y 12 meses, se puede decir que es el equivalente a las primeras palabras. Un reciente estudio de la Universidad de Salford ha detectado 19 gestos referenciales habituales en la comunicación entre perros y humanos, una especie de diccionario express de cómo nuestros canes tratan de hablar cada día con nosotros.

Un estudio analiza y "traduce" los gestos más comunes de los perros al comunicarse con nosotros

Las señales de calma: el lenguaje universal de los perros

Como explican los científicos de la Universidad de Salford, en el Reino Unido, se han investigado con frecuencia en las interacciones entre humanos y también entre humanos y los grandes simios, que poseen impresionantes repertorios gestuales pero no tanto con los perros. Y los perros domésticos (Canis familiaris) proporcionan un candidato ideal para investigar la señalización referencial debido a su relación única con los humanos que se centra en la comunicación no verbal con interacción frecuente.

En el estudio han participado 37 perros (16 hembras, 21 machos de entre 1.5 y 15 años). Todos llevaban viviendo con sus familias al menos cinco meses. Sus propietarios grabaron 242 videos que contenían 47 posibles eventos de gestos referenciales. A partir de ese material, los investigadores analizaron cada una de las grabaciones hasta identificar 19 gestos referenciales que los canes hacían al comunicarse de manera cotidiana con los humanos, gestos que se ajustan a las cinco características de la señalización referencial.

El estudio, resumen los investigadores, expone impresionantes habilidades de gesticulación en un mamífero no primate en el contexto de la comunicación entre especies.

Lo que los canes tratan de decir a sus humanos con más frecuencia es:  acaríciame, dame agua – comida, dame mi juguete – hueso y quiero salir – abre la puerta. 

Y lo hacen a través de una batería impresionante de gestos porque, de hecho, los perros son capaces de utilizar varios gestos referenciales para indicar una sola recompensa.

Esto “demuestra que los perros pueden detallar su gesto inicial cuando no se ha obtenido una respuesta adecuada del receptor. Y sugiere que los perros poseen flexibilidad de repertorio y pueden comunicarse efectivamente con sus dueños, incluso cuando los comportamientos específicos han sido eliminados a través del entrenamiento.”

De hecho, a partir de las 5 semanas, los cachorros miran más hacia los humanos que hacia sus congéneres, indicando que la capacidad de comunicarse con los humanos surge a una edad muy temprana. Esto sugiere que el proceso de cohabitación puede haber resultado en un cambio en las habilidades comunicativas entre especies y puede explicar cómo ambos se han capacitado para identificar y comprender las señales referenciales de cada uno.

Algunos gestos se repiten para diferentes recompensas, como podréis comprobar. Y están en orden de más frecuente a menos frecuente en cada categoría de recompensa. Y sumando todos los gestos utilizados, lo que con más frecuencia suelen comunicar los canes es… ¡dame de comer!

Acaríciame

Tumbarse dejando la barriga al aire
Presionar la nariz (o cara) contra un objeto o humano
Lamer un objeto o humano una vez o repetitivamente
Levantar una sola pata delantera y apoyarla en un objeto o humano
Abrir la boca y colocarla sobre el brazo del humano mientras lo mordisquea repetida y suavemente
Arrastrar el cuerpo por el suelo con la barriga al aire.
Estando echado sobre el lado, levantar una pata trasera
Frotar la cabeza contra un objeto o humano sobre el cual se está inclinando el comunicador

Dame de comer o de beber

Girar la cabeza hacia adelante y hacia arriba para dirigir el apéndice de un humano a una ubicación específica en el cuerpo
Sostener una pata en el aire mientras está sentado
Girar la cabeza de lado a lado en el eje horizontal, generalmente entre un ser humano y un objeto de interés
De pie sobre las patas traseras
Lanzando un juguete hacia adelante con la boca

Quiero salir / Abre la puerta

Levantando ambas patas del suelo y apoyándolas en un objeto o humano
Saltar en el mismo sitio o saltar sobre el humano.

Dame mi juguete / mi hueso 

Levantamiento de una sola pata delantera para tocar brevemente un objeto o humano
Empujar con la cabeza un objeto o dar topetazos al humano
Colocando una sola pata o ambas patas debajo de otro objeto para recuperar un objeto de aparente interés
Mover todo o parte del cuerpo debajo de un objeto o el apéndice de un humano

 

Fuente: srperro.com



Notas relacionadas

Dejá tu comentario