NO PAGAN MAS: Vecinos de un barrio no abonarían la tasa municipal hasta ver medidas contra la inseguridad

Como principal preocupación de los vecinos, la venta de droga es la prioritaria, ya que eso dispara otras problemáticas como son los robos de motochorros o las entraderas. “Necesitamos volver a vivir en paz”, sentenció el presidente de la asamblea vecinal de El Mondongo.

destacada venta de drogas
Imagen de archivo

A partir del miércoles pasado, vecinos del barrio El Mondongo definieron en una asamblea vecinal dejar de pagar la tasa municipal debido a los problemas de seguridad que viven diariamente y ante la no resolución sobre el pedido de reubicación de la zona roja. Junto a Villa Castells son al menos dos los barrios que tomaron esta postura temporalmente como medida de protesta frente a lo que apuntan como falta de acción de la Comuna.

Así lo confirmó el presidente de la asamblea vecinal del barrio, DANIEL DOMÍNGUEZ, en el programa “El Cafecito” de 221radio. Como principal preocupación de los vecinos, la venta de droga es la prioritaria, ya que eso dispara otras problemáticas como son los robos de motochorros o las entraderas“Uno no va contra las chicas trans que trabajan como prostitutas, sino a la venta de droga, que genera asaltos de motochorros y entraderas, es un delivery ambulante”, sostuvo Domínguez sobre este punto.

thumbnail_Detienen a narcos zona roja platense (5)
Imagen de archivo

Según el entrevistado, desde la intendencia se comprometieron en varias oportunidades a reubicar la zona roja pero “parece que después de esa última reunión se olvidó de todo lo dicho”. No obstante, los residentes del barrio no se cierran al diálogo y consideran que se debe tratar el tema con todas las partes: organizaciones trans, funcionarios judiciales, policiales, políticos y vecinos.

En su preocupación, agregó que los frentistas muchas veces no pueden ingresar a sus domicilios porque sufren acosos, hacen sus necesidades en la puerta de tu casa, y por la tarde hay muchos ataques de motochorros a los chicos de la facultad. “Necesitamos volver a vivir en paz”, sentenció Domínguez.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario