Los bonaerenses acompañan el reclamo del Astillero

0

A pesar de los ataques y la estigmatización constante que realiza el gobierno de la provincia sobre los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS), una encuesta de la consultora Tendencias demuestra que el apoyo a la empresa naval de Ensenada es mayoritaria entre los bonaerenses.

Un 51 por ciento de los encuestados cree en las denuncias de los trabajadores sobre las intenciones de cerrar y/o privatizar la empresa, mientras que solo el 26 por ciento coincide con la gobernadora María Eugenia Vidal y sus ministros que calificaron al ARS como una caja política dónde no se trabaja. El 23 por ciento restante manifestó no tener opinión sobre el tema.

De esta manera y a pesar del esfuerzo en materia comunicacional de instalar el tema, denunciando que “hace 10 años que no fabrican un barco”, el Ejecutivo sufre una nueva derrota en su avanzada contra los sindicatos de la provincia, como ya le pasó con los docentes cuando trató de convertir a Roberto Baradel en el causante de todos los males y el titular de Suteba terminó siendo reelecto por amplio margen en todo el territorio.

El conflicto con el Astillero comenzó hace unos tres meses cuando se cortaron casi totalmente los recursos para insumos, lo que paralizó los trabajos que se encuentran en desarrollo haciendo peligrar las fechas de entrega, lo que podría redundar en penalidades económicas.

A partir de allí los trabajadores comenzaron un plan de lucha que incluyó asambleas, marchas y petitorios a las autoridades provinciales, y que luego de la represión en las calles de la ciudad de La Plata, llegó a un punto de mayor tensión con la toma de las instalación de le empresa primero y con el Ministerio de Economía después, sin que por el momento el Gobierno atendiera sus reclamos.

De todas maneras la encuesta de alcance nacional de Tendencias, marca además que el tema trascendió las fronteras de la provincia y pone en aprietos a Vidal, e indirectamente al presidente Mauricio Macri, que había dicho que al ARS “habría que dinamitarlo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.