Lugli se quedó con la vicepresidencia del concejo sin votos del peronismo

Su acuerdo personal con Cambiemos permitió al oficialismo allanar el camino para elegir a Illeana Cid y acomodar los tantos a pedir del intendente Garro. El ex bruerista de Los Hornos sólo logró el apoyo del moyanista Miguel Forte.

0
Muni Largo

Las diferentes expresiones del peronismo no acuerdista en el Concejo Deliberante votaron a CHUCHO GÓMEZ. A LUGLI lo votaron los ediles de Cambiemos y del Frente Renovador. Así las cosas en la definición de la vicepresidencia del Concejo Deliberante, un cargo que en la práctica no tiene mucho peso político pero que en los pliegues y repliegues de la política no pocos relacionan con la posibilidad de acceder a diferentes formas de comodidades para el desarrollo de la labor legislativa.

Para el peronismo, la sesión especial en la que se reemplazó al denunciado por supuesto acoso FERNANDO PONCE fue un mal trago. Diferentes observadores coinciden en que de las intenciones de unidad, fogonegadas para posicionar un presidente de ese espacio se pasó «a la entrega lisa y llana».

Como este medio había primereado, el arco peronista quería a PEDRO BORGINI como presidente o, cuanto menos, discutir con el oficialismo de igual a igual las vice presidencias y las presidencias de las comisiones. Para eso se impulsaba una movida de unidad. Pero en la rosca que siguió a esas circustancias hubo quienes fueron, vinieron, volvieron a ir y volver y finalmente se quedaron.

En los corrillos del Concejo platense por estas horas se escucha decir mucho.

Por ejemplo, que la peronista LORENA RIESGO pagó cara su osadía de querer quitarle a Cambiemos la presidencia del Concejo.

En rigor, desde ese sector se han venido denunciando las acciones de algunos opereteadores de prensa para desgastar a la concejala a la que como una forma de querer bajarle el precio se la señala como «piquetera», por su pertenencia histórica a los movimientos sociales de corte peronista.

«Yo me siento orgullosa de haber fogoneado la unidad, mi vicepresidencia nunca estuvo en discusión. Pero evidentemente hay quienes conciben la política como un negocio», habría expresado la concejala a un allegado tras la sesión especial del último martes.

Para el oficialismo, en tanto, la sesión resultó un partido impecable. Manejando con pericia alianzas, deudas y demás herramientas, Garro logró meterle el dedo al peronismo que quería quitarle la presidencia del Concejo Deliberante.

Algunos se preguntan qué pasará a partir de ahora. Se especula con que lo ocurrido en el recinto dividió aún más las aguas.

En el caso particular de Fabián Lugli algunos consideran que la sesión puede ser un antes y un después en su carrera política cuyo esplendor estuvo en los años del bruerismo antes de la inundación. Ahí Lugli empezó a tomar distancia y últimamente transitaba la avenida del medio y algunas veredas cercanas.

Hay quienes ya lo ven como ingresante al massismo o jugado con el espacio que a nivel nacional lidera HUGO MOYANO y que tiene en La Plata al camionero MIGUEL FORTE.

En días cercanos a las primeras discusiones sobre el armado de listas, el lugar a dónde irá a parar Lugli es una incógnita.

En tanto, una fuente del PJ admnitió a este medio que algunos concejales evalúan pedir sanciones disciplinarias a nivel partidario. Quieren a Lugli echado del PJ La Plata.

 

Fuente: DiarioFull

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.