MUCHO AUMENTO POCAS NUECES: ¿Cuánta expansión del servicio de gas hubo desde el 2015?

Según el estudio, ocho de las nueve distribuidoras registraron una expansión en la red de gas domiciliaria durante los tres años de gestión macrista mucho más baja que entre 2013-2015; y de las ocho que empeoraron entre 2016 y 2018, en seis de ellas se verificó la menor incorporación de usuarios residenciales de su historia.

0

Un trabajo elaborado por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), examina los cambios ocurridos entre 1995 y 2018 en la red domiciliaria de gas que pone la lupa sobre la expansión del servicio, develó números preocupantes sobre la incorporación de usuarios en los últimos años.

Según el director de OETEC, FEDERICO BERNAL,pocos indicadores desnudan tanto como este la estafa energética del régimen neoliberal”, cuyo delito consistente “en haber provocado un inédito perjuicio patrimonial, social y humano a los más de 42 millones de compatriotas por parte de un conjunto de empresarios socios/parientes del Poder Ejecutivo Nacional”.

Metrogas: Primera distribuidora del país en cantidad de usuarios residenciales. Es propiedad de YPF. En 2018 concentró un 27,4% del total de usuarios a nivel nacional para esta categoría. Abastece a la Capital Federal y a 11 partidos del Conurbano Sur bonaerense. Cabe destacar que cerca del 60% de sus usuarios se concentran en la ciudad capital. 

Gas Ban: Segunda distribuidora del país. Pertenece a la española Naturgy (ex Gas Fenosa).  Concentra el 19,1% los usuarios residenciales totales en 2018. Abastece  en 30 partidos del norte y el oeste del conurbano bonaerense.

Camuzzi Pampeana: Tercera distribuidora. Propiedad de Alejandro Macfarlane y Jorge Brito. Concentró el 15,3% de los usuarios. Abastece el interior de Buenos Aires (excluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires) y La Pampa.

Litoral: Quinta distribuidora. La sociedad controlante es TIBSA Inversora (subsidiaria de Engie, ex Suez Energy). International Power S.A. (Engie) controla el 70% de TIBSA y Techint (vía su petrolera Tecpetrol) el 30% restante. Concentró el 8,3% de los usuarios residenciales totales en 2018. Abastece al noroeste de la provincia de Buenos Aires (partidos de Baradero, Bartolomé Mitre, Colón, Pergamino, Ramallo, San Nicolás y San Pedro) y a la provincia de Santa Fe.

Las otras cinco distribuidoras son: Gas del Centro (Córdoba, La Rioja y Catamarca); Camuzzi Sur (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego); Gas Cuyana (Mendoza, San Juan y San Luis);  Gasnor (Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero), y Gasnea (Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa).

Períodos 2016-2018 / 2013-2015 

La tabla que ilustra esta nota, se pueden observar los resultados de todas las distribuidoras, donde figuran en cada columna, la cantidad de nuevos usuarios residenciales incorporados y en el área de concesión de cada distribuidora.

En la última columna, finalmente, la variación entre los tres últimos años de gestión y los tres años inmediatos anteriores (2013-2015).

Metrogas: Entre 2016 y 2018, esta distribuidora registró la peor incorporación de nuevos usuarios residenciales de su historia (la peor expansión en su red de gas domiciliaria). La diferencia respecto del período anterior (2013-2015) es de -47%. En otras palabras, el actual gobierno, incorporó casi la mitad de usuarios. 

Gas Ban: Entre 2016 y 2018, registró la segunda peor incorporación de nuevos usuarios residenciales de su historia. La diferencia respecto del período anterior (2013-2015) es de -23%. (2)

Camuzzi Pampeana: Entre 2016 y 2018, experimentó la peor incorporación de nuevos usuarios residenciales de su historia. La diferencia respecto del período anterior (2013-2015) es de -45%. Incorporó con Macri casi la mitad de usuarios. 

Litoral: Entre 2016 y 2018, registró la peor incorporación de nuevos usuarios residenciales de su historia. La diferencia respecto del período anterior (2013-2015) es de -29%.

Conclusiones 

La política energética del gobierno de Cambiemos, “es una estafa”, no solamente por el “masivo empobrecimiento energético del pueblo argentino”, sino porque “las brutales ganancias empresarias” no sólo no han «derramado» en la expansión de la red de gas domiciliaria como cabría esperar dada la magnitud y velocidad de aplicación de los incrementos.

Sucede, paradójicamente, que llegan a ubicarse incluso muy por debajo de los valores alcanzados en tiempos de supuesta «crisis energética», aunque con dos agravantes adicionales: primero, ocho de las nueve distribuidoras registraron una expansión en la red de gas domiciliaria durante los tres años de gestión macrista mucho más baja que entre 2013-2015; y segundo, de las ocho que empeoraron entre 2016 y 2018, en seis de ellas se verificó la menor incorporación de usuarios residenciales de su historia. “¿Y el dinero del tarifazo?”, se pregunta OETEC.

Fuente: infogei

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.