LAS AGUAS BAJAN LIMPIAS: Macri y Vidal visitaron planta de ABSA en Ensenada

0
Muni Largo

El camino costanero que une a las ribereñas localidades de Ensenada y Punta Lara, se cubrió de uniformes de diferentes fuerzas de seguridad, desde bien temprano, antes que amanezca, en un martes de paro moyanista y neblina matinal.

Antes, desde la soleada tarde del lunes, cientos de discretos efectivos de las distintas áreas de inteligencia de cada fuerza, incluida la AFI, requisaron cada rincón de la Planta Potabilizadora que ABSA posee en Ensenada, como así también su entorno, especialmente la lindante fábrica de Siderar.

Como es costumbre en esta gestión de gobierno, nadie avisó oficialmente a los medios de comunicación y por lo tanto a la gente que habita la zona, que se llevaría a cabo un acto de semejante magnitud institucional: la presencia del Presidente MAURICIO MACRI y la Gobernadora MARÍA EUGENIA VIDAL.

La gran cantidad de efectivos policiales apostados desde la madrugada en el camino Almirante Brown llamó poderosamente la atención de los miles de puntalarenses y ensenadenses que circulan habitualmente +por la zona, en autos, motos, bicicletas y en los micros de las líneas 275 y la 202.

Los teléfonos y las redes sociales de PRIMERA PÁGINA explotaban pidiendo datos al respecto, aunque ya habíamos alertado anoche sobre esta visita presidencial en tierras de MARIO SECCO, uno de sus más acérrimos opositores.

A las 8:45 en punto llegaron los mandatarios nacional y provincial, acompañados de los intendentes de La Plata, JULIO GARRO y de Berisso, JORGE NEDELA, junto al concejal y candidato a intendente de Ensenada por Cambiemos, GUSTAVO ASNAGHI.

El acto fue sobrio y muy bien elegido y cuidado el fondo de la escena principal. El presidente y la gobernadora en el centro, rodeados por el titular de ABSA y tres vecinos de La Plata, Berisso y Ensenada, todos vestidos impecables.

En el piso, detrás de ellos, había trozos de caños nuevos y viejos llenos de sarro para que Vidal pudiera mostrar el antes y el después de la obra que inauguraban. Y el otro hecho llamativo es que Vidal se detuvo frente a una placa de mármol blanco donde se certifica como día fundacional de la obra el 3 de abril de 2019. Entonces Asnaghi le comentó que esa fecha se celebra la autonomía de Ensenada, promovida y presidida por su padre Carlos.

Prolijamente sentados, frente a los oradores, estuvieron una gran cantidad de funcionarios nacionales, provinciales y municipales, senadores, diputados y concejales de La Plata, Berisso y Ensenada.

 

LAS PALABRAS DE VIDAL

Junto al presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal inauguró este martes la obra de modernización de la planta potabilizadora Donato Gerardi de la empresa ABSA, donde destacó el trabajo que se hizo en el lugar después de 60 años, aunque con un fuerte discurso.

“Esta no es una obra más, porque es de una empresa del Estado que del 2002 al 2015 lo único que hizo fue perder plata de los bonaerenses”, disparó la mandataria, con la voz tomada por un visible cuadro de resfrío.

“Esta planta durante 60 años nunca fue mantenida. Esta planta es la que hace que el agua que tomamos en La Plata. Berisso y Ensenada sea potable”, agregó.

“En tres años la empresa dejó de perder plata y puso en valor esta planta para 800 mil bonaerenses, que ahora van a tomar agua potable de verdad”, insistió Vidal.

Al elevar el tono de su discurso, disparó contra quienes critican el modelo de gobierno macrista y defendió su rumbo. “Yo sé que con mismo cinismo muchos van a decir: ‘¿Y ahora con todo eso cómo llego a fin de mes? Muy linda la cloaca, muy lindo el agua potable, pero  tengo que pagar las cuentas’. Y yo te pregunto: ¿Cuándo tenés que pagar el camión desobstructor porque no tenpés cloaca, eso no es un impuesto?”, arremetió.-

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.