Ensenada volvió a amanecer enloquecida por tres siglas: UOCRA, YPF Y AESA

La ciudad ribereña fue un infierno este viernes, como ayer, de 5 a 8 de la mañana. El conflicto por 34 despidos y 74 suspensiones, desatado entre obreros de la construcción y la empresa AESA, una contratista de YPF, tuvo un nuevo episodio de violencia.

0
Muni Largo

En la entrada que lleva a la mítica Puerta 4 de la planta industrial, en Camino Vergara y Avenida Mosconi, los trabajadores se enfrentaron nuevamente a pedradas con efectivos de infantería de la Policía bonaerense, quienes respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Los choques produjeron corridas y extrema tensión en un conflicto que lleva por lo menos un mes y en el que se mezclan problemas laborales en YPF y la interna de la UOCRA La Plata.

En la mañana de hoy, con las primeras luces del día, recrudeció la tensión entre los trabajadores y las fuerzas del orden. Cuando despedidos y suspendidos por AESA, junto a sus representantes gremiales, intentaron ingresar a sus puestos de trabajo fueron impedidos por unos doscientos policías apostados en el lugar.

Allí volvió a encenderse la mecha de la violencia. Desde distintos lugares de Ensenada se pudo escuchar desde muy temprano y por largo tiempo el disparo de balas de goma y de gases lacrimógenos. La situación generó suma inquietud entre los vecinos y obligó a la Municipalidad de Ensenada a disponer un operativo de emergencia para desviar el tránsito de vehículos que habitualmente utilizan la Avenida Vergara para entrar o salir del distrito.

El conflicto en la destilería de YPF pone en evidencia además la interna de la UOCRA seccional La Plata, entre los seguidores del ex secretario general, JUAN PABLO «PATA» MEDINA, detenido en la cárcel de Ezeiza y la actual intervención de la seccional, a cargo de CARLOS VERGARA, quien –en declaraciones periodísticas- atribuyó los sucesos a “una mafia que dejó engendrada la familia Medina y que no se termina”.

El interventor sindical rosarino responsabilizó al Estado por la situación, ya que “es el que debe garantizar la seguridad de los trabajadores que quieren ingresar a sus puestos” y adelantó que la semana entrante convocará a una movilización al ministerio de Seguridad de la Provincia para reclamar “poder trabajar en paz”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.