EL OPDS SE CAGA EN LA ENSENADA DE SECCO: Se filtró audio de funcionario que dice responder solo a Berisso y que Copetro no contamina

Las diferencias entre el municipio que conduce el intendente ultra K, MARIO CARLOS SECCO, y la gobernación macrista que lidera MARÍA EUGENIA VIDAL son públicas, enormes y han sido expuestas durante estos casi 4 años de gestión por PRIMERA PÁGINA en diversos informes. Pero nunca nadie había llegado tan lejos.

0
Muni Largo

TERRIBLE TURRO: 

Esta vez, un funcionario del OPDS, el organismo provincial de controlar el cuidado del medio ambiente, HÉCTOR COLOMAR, jefe del área de Laboratorio, dijo en un mensaje privado cosas durísimas contra Ensenada, asegurando que “Copetro no contamina y que el carbón de coke molesta solo cuando se acercan las elecciones”.

“HOY RESPONDO A BERISSO,

ENSENADA LO LAMENTO”

Semanas atrás, COLOMAR fue a tomar muestras del coque a la ciudad de Berisso, a raíz de las innumerables denuncias vecinales que se hicieron al organismo que preside Rodrigo Aybar. En el mensaje de audio, el funcionario del OPDS rezonga porque el carbón de coque de COPETRO “molesta únicamente cuando se acercan las elecciones”.

Foto de los elementos que utiliza el OPDS para tomar muestreos de la posible contaminación de Copetro.

 

“Entiendo que puedan tener el hollín, pero yo respondo a Berisso. Ensenada… lo lamento”. Y agrega: “Durante dos años no hablan, pero cuando faltan meses para una elección se ve que reparten carguitos y ahí les empieza a molestar el carbón”.

Puertas adentro del OPDS se mostraron sorprendidos y molestos por los dichos de Colomar. Según advirtieron desde su lugar de trabajo, “es gracioso que justo él hable de ‘carguitos’ cuando se sabe que el año pasado le habría conseguido uno a su hija Agustina, en el área de Laboratorio que él mismo maneja”, expresó el prestigioso portal platense REALPOLITIK.com.ar

Foto del incendio ocurrido recientemente en la planta de la empresa. Copetro nunca lo hizo público.

 

El portal berissoya.com había publicado ayer un informe detallado de la reunión entre vecinos y autoridades, que transcribimos textualmente:

TEMA COPETRO: REUNIÓN DE VECINOS AUTOCONVOCADOS CON AUTORIDADES DE LA OPDS Y EL PUERTO LA PLATA

Se pidió que los encargados de fiscalizar la operación de la planta sean acompañados por la comisión técnica de la asamblea vecinal, para así poder visualizar los métodos y las locaciones por las cuáles se realiza la toma de muestras.

Vecinos de las ciudades de Berisso y Ensenada, junto a dos abogados fueron recibidos por miembros de distintas áreas del OPDS por la problemática ambiental generada por la empresa COPETRO.

Del encuentro participó: MARCELO BOLAÑOS, director del área de Evaluación Ambiental, LAURA MASUOLO y GERMÁN CASTAGNASSO, del área de Efluentes Gaseosos, HÉCTOR COLOMAR, del área de Laboratorio y NÉSTOR PULICHINO, director Provincial de Controladores Ambientales.

En la reunión los vecinos fueron informados sobre los estudios de impacto ambiental realizados por la planta COPETRO. Dichos estudios se llevan a cabo por el laboratorio ambiental ANALITICAPF. Este laboratorio es contratado por la empresa, y los resultados de dicha evaluación son enviados al OPDS y aprobados sin cuestionamiento alguno, lo que nos lleva a pensar sobre la legitimidad, veracidad y legalidad de los mismos y de sus procedimientos: “la empresa contaminante dice que no contamina y el Estado avala con fe ciega su accionar”.

Los técnicos especialistas en higiene y medio ambiente que acompañan a los vecinos autoconvocados, explicaron el proceso por el que transita el carbón de coque en la Refinería de YPF. El mismo puede ser transportado incandescente hasta la planta, pudiendo en esta condición, emitir compuestos altamente tóxicos como policíclicos aromáticos.

Además, los técnicos informaron al organismo, sobre los distintos puntos del proceso por los que transita el material que pueden emitir partículas nocivas al ambiente y qué OPDS debe controlar.

Desde la asamblea vecinal expresaron: «Claramente, nuestras denuncias (que ya tienen un transcurso de más de 30 años) no son solamente por un poco de polvo en nuestros patios. La peligrosidad de los residuos que emana la planta COPETRO, no sólo afecta a nuestras viviendas, sino que la salud de toda una región está en riesgo. Nuestros reclamos ya están fundamentados científica y legalmente, pero pesar de ello los organismos responsables (OPDS y Consorcio de Gestión Puerto La Plata) siguen jugando a la burocracia de llenar papeles y perder archivos y reclamos vecinales sin importarles el peligro al que estamos expuestos».

«Así y todo, le hemos exigido al OPDS que evalúe de manera correcta a COPETRO ya qué, incluso sus propias mediciones en espacios públicos han sobrepasado el valor límite permitido, y aun así la planta sigue funcionando sin modificación alguna en su accionar» subrayaron los vecinos.

Entre otras exigencias, la asamblea pidió que los encargados de fiscalizar la operación de la planta sean acompañados en dicha operación por la comisión técnica de la asamblea vecinal, para así poder visualizar los métodos y las locaciones por las cuáles se realiza la toma de muestras.

En paralelo a la reunión con miembros de OPDS, otra comisión vecinal se reunió con Directivos del Consorcio de Gestión Puerto La Plata. El Presidente del mismo anunció que “en el Puerto no hay hollín, salvo algo que cae de los vagones”. Ante esta respuesta, se los invitó a que vayan a los hogares para que se cubran del hollín que cae de manera sistemática.

Como conclusión, solo se obtuvo el compromiso por parte del Consorcio de dirigir notificaciones a OPDS y Prefectura para que expliquen cuáles son las medidas de seguridad que aplican para la manipulación del carbón de coque.

Finalmente, los vecinos autoconvocados manifestaron que «en definitiva, el riesgo por el que atravesamos día a día, y la ausencia de quienes deberían salvaguardar nuestra salud y nuestro ambiente, nos lleva a dejar nuestras vidas cotidianas para oficiar de técnicos, abogados, ambientalistas, activistas, médicos, periodistas entre otras profesiones y oficios. Nos duele la desidia y el abandono que sufrimos cotidianamente, pero no vamos a bajar los brazos».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.