martes 22 de septiembre de 2020 - Edición Nº3468

General | 22 mar 2020

Falta alcohol gel en plena pandemia

Burda mentira de Garro sobre el laboratorio municipal

El editor del prestigioso portal Info BLANCO SOBRE NEGRO, el periodista platense Nicolás Harispe, investigó, escribió y publicó una nota brillante que desnuda otra de las muchas mentiras de Julio Garro. Pasen y vean.


Por Nicolás Harispe.

Ayer dialogamos con la concejal Yanina Lamberti, que es bioquímica, docente de la UNLP e investigadora del CONICET. Viene siguiendo de cerca la triste decadencia del Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) platense. La semana pasada presentó un pedido de informes. Hoy la Municipalidad desplegó en sus medios paraoficiales una versión propagandística llena de errores, datos falsos y mucha desvergüenza. Qué triste ver tanta miseria moral en medio de una dolorosa tragedia mundial. La entrevista con Yanina Lamberti fue realizada por Info BLANCO SOBRE NEGRO el viernes, es decir, anteayer. Por una decisión editorial decidimos postergar su difusión. Pero en la tarde del domingo descubrimos que los voceros de Julio Garro aprovecharon la angustia social ante la falta de insumos médicos, para vender en los portales locales que reciben una escandalosa pauta publicitaria, una no menos escandalosa mentira.

La concejal Lamberti presentó un pedido de informes hace una semana. Reclamó que se den a conocer aspectos muy oscuros vinculados, precisamente, al Laboratorio Elaboración de Medicamentos (LEM) municipal, que según Julio Garro es una joyita que se enriquece y crece gracias a su gestión. La realidad indica todo lo contrario. “A ese laboratorio lo inauguró Pablo Bruera cuando era intendente. Debería producir varios insumos: alcohol en gel, repelente, agua de alibour (un piojicida), y crema para curar a enfermos de sarna. Eso es lo que podría elaborarse en función de los equipos que hay instalados. Ni en aquel entonces, que estaba recién estrenado y produciendo mucho más que ahora, funcionó en la escala que podía, es decir, usando toda la capacidad instalada. Ahora dicen que volvieron a producir alcohol en gel, pero en cantidades mínimas, como viene funcionando desde hace años”, explicó la edil, que también es investigadora del CONICET.

Y agregó: “Lo más escandaloso de todo esto es que el laboratorio tiene un presupuesto altísimo. En 2019 tuvo asignados 41 millones de pesos. Entonces, con el pedido de informes que presenté al departamento ejecutivo lo primero que intenté es que se explique qué se hizo con tantos recursos y tan poco producción, es decir, qué pasó con esa masa de dinero tan cuantiosa. Con el presupuesto que le asignaron el año pasado el laboratorio podría ser, ahora, el principal productor y abastecer a toda la provincia de Buenos Aires. Y no sólo alcohol en gel, también repelente”.

“Todos los hospitales públicos, las salitas sanitarias y otros efectores deberían tener de sobra esos insumos si el dinero hubiese sido destinado a la producción, eso es indiscutible. Por ejemplo, en la Facultad de Ciencias Exactas, con un proyecto de extensión que se llama de ‘Preparaciones magistrales’, cuyo fin es producir lo mismo que hace el LEM mientras los alumnos aprenden, y que tiene un presupuesto anual de sólo 20 mil pesos, *logramos abastecer a cinco centros de atención primaria*.

 

SUBEJECUTAR PARTIDAS, MAÑAS QUE NO SE PIERDEN

“EL LEM siempre fue ninguneado y su presupuesto también fue sub ejecutado. Ahora que se lo necesita imperiosamente, las máquinas están con menor productividad. Pero fue tanta fue la desinversión acumulada que ahora perdió la capacidad originaria que tenía para fabricar los insumos que hacen falta en esta crisis sanitaria”, explicó la especialista. Luego explicó que “eso viene ocurriendo con toda la infraestructura y las prestaciones de la salud pública municipal”.

“Este año, en 2020, el presupuesto que se le asignó al laboratorio es de 50 millones. Entonces, cuando debatimos la ordenanza en el Concejo, en diciembre del año pasado, lo manifesté expresamente en los debates. Dije que me parecía buenísimo que se destinen 50 millones al LEM, pero que la verdad es que nunca terminan ejecutando el dinero que supuestamente tiene para utilizar en producción de medicamentos. Cuando se supo en qué iban a gastar esa masa de recursos económicos, te dabas cuenta enseguida que no tenía nada que ver con la producción de insumos, que todo estaba absolutamente dibujado”, agregó.

“Como el intendente está facultado para reasignar partidas, es evidente que usaban el laboratorio para gastar mucho dinero en otras cuestiones: publicidad, espectáculos o lo que fuera. Nunca rinden cuentas de en qué terminan gastando esos recursos”, remarcó Lamberti.

También contó que desde la Facultad de Ciencias Exactas, donde la concejal e investigadora del CONICET también ejerce la docencia, hasta ofrecieron un proyecto para mejorar al laboratorio municipal y ponerlo en valor. “Nos dijeron que sí, que genial, y después abandonaron o dejaron de lado la propuesta”, aclaró. También aseguró: “Nunca vamos a saber a qué se destinó tanto dinero. El laboratorio tiene poco personal, pero los trabajadores del lugar ponen todo de sí para que continúe funcionando. Hoy, desde todos los municipios de la región, en vez de llamar al LEM, como debería ocurrir, llaman al laboratorio de Exactas, es increíble. Y encima la Facultad no puede dar tantas respuestas, y tuvo que pedirle un refuerzo económico al rectorado que está por hacerse efectivo. Pero es insólito que la referencia sea el laboratorio de una facultad y no el municipal, que es más grande y tiene muchísimo más presupuesto”.

Al final de la entrevista, Yanina Lamberti pidió “que esto nos sirva para que no vuelvan a desfinanciar a la salud pública, que quede ese mensaje”. Y opinó que “son asuntos que la sociedad a veces no internaliza porque parece que no fueran de primer orden. Lo mismo pasó con el instituto Malbrán, desfinanciado por 4 años y que ahora trabaja al límite, pese al refuerzo económico que recibió. Son lugares clave, y no debería Garro ni ningún intendente ponerlo en el último lugar de las prioridades de su gestión. La pandemia de coronavirus dejó en evidencia ese gravísimo error”, agregó la edil del Frente de Todos.

Y concluyó relatando una situación que no sorprende a nadie que conozca lo que ocurre en el palacio municipal de La Plata: “La Secretaría de Salud tiene como política sub ejecutar siempre su presupuesto, no sólo ocurre en el laboratorio. Encima este año subió sólo un 13 por ciento, mucho menos que la inflación, es decir, que le quitaron recursos. Cuando pregunté por qué había aumentado tan poco me respondieron un funcionario de Garro en la reunión de comisión, antes de debatirlo en el recinto: ‘No te preocupes, la Secretaría de Salud siempre lo sub ejecuta’. Yo lo que planteaba era precisamente lo contrario, que usen ese dinero en salud y no en otras cosas. En plena crisis, ahora, en las salitas no hay insumos, y la Municipalidad está haciendo compras directas, que es *un mecanismo más costoso y para nada transparente*”.

 

MIENTE, MIENTE QUE ALGO QUEDA

Este domingo los voceros de Garro anunciaban: "Como parte de las acciones dispuestas para profundizar la higiene y la prevención de la propagación del COVID – 19 (Coronavirus), la Municipalidad de La Plata intensificó la producción de alcohol al 70% en solución para proveer a todas las dependencias públicas”. “De este modo, desde el Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM), dependiente de la Secretaría de Salud de la Comuna y ubicado en 520 esquina 116 en Tolosa, se trabaja incansablemente para elaborar cientos de litros diarios de alcohol al 70% que luego son enviados a los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), al Sistema de Atención de Emergencias Médicas (SAME) local y a todas las dependencias públicas municipales".

Es decir, anuncian algo imposible de verificar, y encima lo expresan como si hubiese una virtud excepcional del jefe comunal macrista al referirse a algo que debería ser absolutamente normal. Para eso está el laboratorio. Por si fuera poco citan declaraciones del funcionario que sumarió la Provincia (tal como denunció la CICOP y publicamos en este portal), Enrique Rifourcat. “Es una medida más que decidimos tomar para prevenir la enfermedad en el Partido de La Plata y para garantizar la salud de los trabajadores y de los vecinos según las recomendaciones sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, expresó con tono de campeón mundial el funcionario de Garro.

Después el comunicado agrega un montón de frases de moda sobre formas de prevenir el coronavirus, y otras menos preventivas y más propagandísticas. Sería importante que Julio Garro, o su secretario de Salud, expliquen lo que Lamberti pregunta en su pedido de informes. Después de todo, en una gestión transparente no deberían existir secretos, ni zonas oscuras. Y el hecho de que la concejal sea de un partido de otro color que el suyo no debería ser impedimento para que el intendente aclare en qué se fue el dinero de los contribuyentes asignado al Laboratorio de elaboración de Medicamentos. Porque ya lo dijo en la campaña: “Me importa la Ciudad, no tu partido”. Así sea.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS