sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3423

General | 29 abr 2020

Travesía por la democracia?

Trabajen vagos: la novela del viaje de diputados PRO para sesionar en cuarentena


Diputados de Cambiemos viajan a Buenos Aires desde diferentes ciudades del país para reunirse este martes y pedir una sesión presencial con un temario restringido al coronavirus y protocolos sanitarios a definir para evitar contagios. Los viajes fueron etiquetados como una "travesía por la democracia" en una campaña digital con el hashtag "#CongresoAllaVamos", utilizado por los diputados para postear selfies desde sus autos en las rutas cubiertos con barbijos y los más variados diseños de tapabocas, entre ellos uno doméstico exhibido del jefe del interbloque Mario Negri. El radical intentará curar las heridas que dejó la ruptura de este domingo, cuando 15 diputados de Cambiemos, la mayoría identificados con Emilio Monzó y Martín Lousteau, se sumaron a un pedido del interbloque federal para sesionar de manera presencial u online.

La presentación encendió los grupos de chat del principal bloque opositor, pero sólo dos firmantes se retractaron: las radicales Dolores Martínez, Emiliano Yacobitti, Carla Carrizo, cercanas a Lousteau, quienes aclararon que para modificar el reglamento es necesaria una reunión presencial, la línea de Cambiemos para no votar por internet esta semana. "Los tres diputados cercanos a Lousteau que integran el bloque radical aclararon que no avalan una sesión online, como indican el pedido de sesión que firmaron con algunos pares del PRO. Exigirán una sesión presencial. "

Negri y el jefe del PRO Cristian Ritondo (que está en despacho desde temprano) buscarán reunir a la mayor cantidad de diputados el martes en la Cámara de Diputados y ratificar su decisión de llamar a una sesión tradicional dónde y cómo sea. Massa intentará convencerlos en una reunión de jefes de bloque para sesionar online el jueves o el lunes. Mañana la Comisión de Modernización emitirá un dictamen con un protocolo de actuación. Justo antes del plenario de Cambiemos.

Los cruces personales por twitter entre los diputados, como si descargaran una adrenalina contenida en la cuarentena, vaticinan que no será fácil alcanzar consensos. El jueves, cuando se supo que la oposición pediría reuniones presenciales, la diputada oficialista Mabel Caparros, de Tierra del Fuego, arrobó a Negri para anticiparse que se presentaría en la justicia porque no tiene cómo saltar la isla. El sábado el mendocino Luis Petri pidió "abrir el Congreso, como corresponde y marca el reglamento" y le respondió Pablo Yedlin, presidente de la Comisión de Salud: "Como corresponde es con todas las garantías de transparencia y participación de todxs los representantes votados y hoy los sistemas telemáticos las dan. La 'hazaña' de viaje de Petri es innecesaria, demagógica y en contra de la salud pública". 

Esta mañana empezaron las fotos en ruta y las peleas subieron de tono. Negri cubrió su boca de negro y lo burló Mónica Macha, diputada del Frente de Todos. "¿Dónde está la novedad de que vengas a trabajar? ¿Estas mostrando tu nuevo tapabocas?", ironizó. "Aunque lo tenés claro te lo repito: vivo en Córdoba, no a 20 km del Congreso. La distancia no implica que los que radicamos en el interior no hayamos trabajado, vaya concepto del federalismo que tenés. Contamos con vos en la sesión presencial, ya que no tenés problemas en llegar", respondió el cordobés. "#CongresoAllaVamos" llegó a convertirse en tendencia con un desfile postales de las carreteras arentinas y memes acompañados de fotos de Cristina Kirchner y Sergio Massa, acusados de impedir las sesiones presenciales. 

Los jujeños Oscar Monaldi, Gabriela Burgos y Jorge Rizzotti viajaron con máscaras transparentes; el salteño Miguel Nanni y el tucumano José Cano vienen juntos; al igual que chubutense Gustavo Menna y la santacruceña Roxana Reyes, quien este fin de semana sufrió un accidente de tránsito pero se subió igual. Las autoridades de la Cámara aún no recibieron el pedido de sesión especial y, si llegara, habrá un fuerte reproche de los gremios legislativo, porque el 80% del personal está de licencia y hay mucha sensibilidad luego de conocerse que una empleada de limpieza 49 años falleció de coronavirus. Cuando el jueves Negri pidió una sala para 60 de los 108 miembros del su interbloque, en la Cámara evaluaban darle la principal del anexo C, pero había temor por las minúsculas puertas de ingreso. Si pidieran una sesión especial, no hay por ahora un protocolo para abrir el recinto en cuarentena. La negociación será dura. Mientras, muchos están viajan igual. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS