domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº3424

General | 12 may 2020

La provincia juega fuertísimo a la salud

Axel más conservador que Bush: "Vamos a permitir las actividades que no pongan en riesgo la salud"


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, informó este lunes sobre las excepciones en el marco de la extensión del aislamiento en la provincia de Buenos Aires y dejó claro que el mensaje sigue siendo "quedate en casa"porque es "la única forma de morigerar la propagacion del coronavirus, en una conferencia de prensa". Lo hizo en una conferencia de prensa en la que su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, arrancó con los detalles de la nueva etapa de la cuarentena en la provincia de Buenos Aires, con una distinción de lo que es el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) -donde está incluida La Plata- y el resto de la provincia, donde se permite la realización de mayor cantidad de actividades.

En ese marco se explicó que para las comercios del AMBA seguirá en pie la fase 3 del aislamiento en el que sólo se permite la concurrencia a locales de cercanía, los cuales a su vez son atendidos por personas que no requieren un traslado en el transporte público o tienen movilidad propia. En tanto se evalúan los pedidos de los intendentes, como el ya realizado por el platense Julio Garro, en dos etapa, primero lo hace la Provincia para después elevarlo a la jefatura de Gabinete del gobierno nacional.

Vamos a permitir las actividades que no pongan en riesgo la salud y la vida de las y los bonaerenses. Prefiero que me critiquen por ser muy cuidadoso antes que lamentar no haberlo sido. pic.twitter.com/a2kBgYE5oR

Los mismo corre para el sector industrial, como ya ha ocurrido en La Plata con 12 emprendimientos que pudieron empezar a trabajar. En todos los casos, explicaron Bianco y Kicillof, "la reactivaciones se realizan con estrictos cumplimientos de los protocolos de prevención". Bianco sostuvo que la apertura de establecimientos para la producción industrial “solo puede hacerse si las empresas aseguran el transporte de los trabajadores y las trabajadoras” y subrayó que “la idea es regular y hacer más rígido el transporte público, que está destinado para aquellos que estén realizando actividades de carácter esencial”.

 

En relación a la actividad comercial, Bianco hizo hincapié en que “la Provincia solamente va a habilitar comercios de cercanía, barriales, abiertos por sus dueños o empleados locales que no dependan del transporte público”. 

En cuanto al esparcimiento infantil, señaló que se autorizará a los progenitores y cuidadores a ir con los niños a los comercios: “Las salidas recreativas van a seguir tal como estaban, habilitadas en 51 municipios de la Provincia pero prohibidas en el AMBA”, aclaró. Por su parte, Kicillof agregó: “Si cambia la situación epidemiológica habrá que volver para atrás con las autorizaciones. Prefiero que me critiquen por ser cuidadoso que lamentar no haberlo sido”, y aseguró que “el éxito hasta ahora ha tenido que ver con el trabajo coordinado entre todos los que tenemos responsabilidades, más allá de los signos políticos, para poder dar certezas a la ciudadanía”.

El gobernador aseguró que "no importa si es muy rígido el aislamiento en el Gran Buenos Aires" porque "hay que permitir actividades siempre y cuando no pongan en riesgo la vida; fuera de eso no aceptaremos ninguna presión que genere falsas expectativas y que no es lo que piensa la mayoría".
"En el Gran Buenos Aires la situación es distinta que en el interior de la provincia y el que no lo entienda y quiera presionar con abrir todo pone en riesgo a los demás", dijo Kicillof en una conferencia prensa.Hubo un capítulo para el servicio de transporte público, el cual sólo será utilizado por los trabajadores involucrados con los servicios que desde el arranque del aislamiento fueron considerados "esenciales".

Sostuvo también que el transporte público "sólo está permitido para trabajadores esenciales con la debida documentación", debido a que es "el principal propagador del virus", durante una conferencia de prensa. En ese sentido, solo pueden hacerlo quienes trabajen en los servicios considerados esenciales. Además, Kicillof expresó la necesidad de "impedir el desabastecimiento de productos y el aumento de precios" y que en los comercios "no nos podemos dar el lujo de la normalidad" y que se abrirán "los de cercanía" y que los centros comerciales continuarán cerrados. Fuentes: Nova, 0221 y Visión Política.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS