domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº3424

General | 15 may 2020

Piedra libre al peor de todos los gorilas

El botón del día: BolsoNabo, el funcionario de Garro que se trepa a los árboles a comer bananas


Tiene el cargo de "Secretario de Proyectos Especiales" de la Municipalidad de La Plata. Pero no se le conocen más acciones que sus fuertes (y extemporáneas) diatribas contra cualquier cosa que huela a peronismo, pese a cierto impasse que desde que llegó el COVID-19 logró bajar el tono de las agresiones en la política partidaria argentina. En la UCR de la capital bonaerense muchos lo llaman "el Bolsonabo".

En el post macrismo hay dos tendencias claramente visibles: por un lado, los que gobiernan y dialogan institucionalmente con el Frente de Todos. Y en el otro brillan los halcones encabezados por la ex de todo un poco Patricia Bullrich junto al zigzagueante Miguel Ángel Pichetto, entre otros. Ambas corrientes o tendencias tienen formas e intereses diferentes. En estos tiempos los primeros buscan garantizar la gobernabilidad de sus distritos, y los segundos la ingobernabilidad de lo que gestione el FdT.

En La Plata se vio a las claras desde que comenzó el confinamiento social preventivo y obligatorio. La conformación de un comité de crisis en el que conversan funcionarios locales con referentes de distintos sectores de casi todo el arco político, sindical y social le puso un marco institucional al diálogo. El mismo clima se puede ver en el plano provincial, y más aún en el nacional. Pero entre los referentes del macrismo hay halcones que no disimulan su afán por horadar la tímida tregua que logró la política desde que estalló la crisis sanitaria.

Hasta la izquierda trotskista, que no bajó el tono confrontativo con el peronismo, mostró aceptar que el ánimo social tiene un cariz diferente desde que se desató la pandemia. Pese a todo, los talibanes del macrismo aquí y allá trabajan afanosamente para profundizar las contradicciones entre el oficialismo y la oposición. En la capital bonaerense sobresale un funcionario de poco cargo y mucho fogueo verbal. Se llama Mauro Palummo, se lo descubrió cuando montó una exposición de armas de guerra para que los chicos que paseaban por la República de los Niños jugaran con cosas que matan, en un hecho repudiado hasta en el mismo oficialismo local.

En estos días de aislamiento, el amigo de la ex ministra postea agresiones muy subidas de tono en las redes, con un entusiasmo que se parece al desquicio. No tiene reparos en calificar de “escoria” a quienes hoy gobiernan. Es probable que escriba lo que muchos piensan y no se animan a publicar. También habrá gente que cree que él, Palummo, es agente de la CIA, del Mossad, un falso vendedor de enanos de jardín, o que mató a Yabrán. Pero nadie como Palummo escribe lo que piensa así, tan descaradamente, sin ningún filtroy siendo funcionario. Fuente: Infoblancosobrenegro.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS