domingo 23 de febrero de 2020 - Edición Nº3256

General | 20 ene 2020

Por el Lic. Pablo Pérez

El Che Guevara, rugby, escabio, "previa", Gesell y muerte...viva Argentina

“Ernesto “Che” Guevara fue jugador de rugby. Los que lo conocieron lo recuerdan por tener un muy buen tackle, y además por ser el único back de esa época que jugaba con orejeras. Guevara se inició en el rugby en el año 1942 en Estudiantes de Córdoba. Más tarde se trasladó a Buenos Aires, en donde jugó en tres clubes entre 1947 y 1950 (SIC, Yporá y Atalaya). De esa experiencia nació el Guevara periodista, quien fundó la revista Tackle, junto a su hermano Roberto y un grupo de amigos, en 1951. Fue la tercera revista especializada en rugby que se editó en el país”. Palabras de MARIANA CHAPOTOT.


Ya me parecía. El tipo que clavó con una revolución de las buenas la bandera del socialismo en Cuba jugaba al rugby. Un violento que a fuerza de sangre y fuego junto a sus amigos los Castro refundaron una República a patadas, fusilamientos y “endurecerse sin perder la ternura”. Unos amores.

Odiaba a los homosexuales también. Y jugaba al rugby. Las paradojas de la historia ubican al “progresismo argentino” en una posición estigmatizante del deporte de su héroe favorito. “Son los niños ricos que tienen tristeza”, diría el Carlo de Anillaco.

Ojos azules, musculatura anabolizada, manada, casta, niños bien, violentos de pura cuna. En realidad si uno hila fino son una especie de Che Guevara sin Sierra Maestra.


Y allí van los opinólogos llenando páginas y páginas de análisis para saber que corno tiene en la cabeza un tipo que se “mata” en un scrum y luego mata de verdad en la calle.

Será el rugby? Guevara fue revolucionario porque en el SIC le dijeron que si no tenés conciencia de clase sos un pelotudo?. O será algo más complicado. No me gusta opinar sobre las condiciones objetivas. Me gusta imaginarme las subjetivas y en eso soy como el Che.

Las objetivas me dicen que hay un pibe que soñaba, que fue asesinado por otros once pibes que estoy seguro también soñaban. Las subjetivas me dicen que algo raro pasa, no en el rugby, sino en nuestros jóvenes, que se desmadran a fuerza de escabio y rondas interminables de “previas”.

Es el rugby? Se puede afirmar ligeramente que los tipos que nos hacen llorar cuando cantan el himno en una previa contra los All Blakcs son el fruto de una orda de machos violentos que se creen la “raza aria”.
 

Personalmente creo que no y que desde el progresismo siempre es más fácil apurarse para opinar, instalar una idea y luego tuitearla para ser famoso, que ahondar en un país que pierde un pibe a la salida de un boliche, exporta empresarios que juegan a la guerra de Vietnam usando helicópteros para sacudirse con corderos o chanchos, vota chorros desde hace años y luego llena plazas para repudiar a los chorros que votó.

Les parece que es el rugby? No creo. Será el guevarismo? Tampoco. Cuando los niños en Cuba están por ingresar a la escuela, la maestra frente a ellos le lanza la pregunta de rutina…”Niños cómo serán hoy”…y ellos contestan…”Seremos como el Che”.

Bueno, a mi, la verdad me gusta mucho más San Martín que el Che y el amigo ni sabía que existía el rugby pero nos dijo “Seamos libres y lo demás no importa nada”. Y otra vez no le hicimos caso. O si. Libres nunca, pero que no nos importa nada seguro Don José.

No es el rugby estúpidos, es Argentina...

 

 

Nota de la Redacción:

Lic. Pablo “Colo” Pérez, periodista, titular de La Plata Solidaria y muy especialmente UNA GRAN PERSONA.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS