La AFA quiere exigirle licencias a los clubes y temen futuras privatizaciones

El Comité de Regularización crearía un depar tamento gerencial que habilitaría la llegada de inversores.

nacho-57a1ff99d1f05_660_360

Mientras buena parte de los dirigentes cuestionan la conducción de Armando Pérez en la AFA, el Comité de Regularización que encabeza el empresario de buen trato con la Casa Rosada avanza en un tema que el mundo fútbol mira de reojo: que los clubes tengan una licencia para poder competir.

Tener una licencia significa estar certificado por la AFA, es decir, cumplir una serie de requisitos para poder participar de las competencias tanto nacionales como internacionales. Un especie de “carnet” habilitante, como una licencia de conducir para un ciudadano cualquiera.

En los clubes consideran un primer paso para desnudar muchas de las falencias que tienen las instituciones, sobre todo las denominadas chicas, que deberían acudir a inversores que pronto puedan convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas. Macri las considera una solución para las crisis de los clubes.

Esto no tiene nada que ver con las sociedades anónimas, es un pedido que llega de la FIFA desde Europa y busca ordenar a los clubes, afirmó a LPO la normalizadora que está a cargo del tema Carolina Cristinziano, abogada, miembro del Comité de Regularización y encargada de impulsar una reforma del Estatuto de la AFA para dejar abierta la veta de las privatizaciones.

Su plan es armar un Reglamento Nacional y crear un departamento gerencial encargado de controlar a los clubes y levantarles o bajarles el pulgar de cara a cada competencia.

Cristinziano afirmó “esto no tiene nada que ver con las sociedades anónimas. Es un pedido que llega de la FIFA desde Europa para que actúe como una manera más de ordenar a la AFA. En primera instancia se instalar á en los clubes de Primera División y en los de Segunda (hoy la B Nacional) y ayudará a que las instituciones sean más sólidas”.

La licencia de un club, entre otros ítem, incluirá factores edilicios y económicos. Es decir, para que un club quede habilitado para jugar, deberá tener en perfecto estado su estadio, cumplir con una auditoría financiera, certificar que tiene un plan de fútbol base para desarrollar a los juveniles, la obligatoriedad de contar con un plantel de fútbol femenino y profesionalizar su manejo administrativo.

Si bien el Comité de Regularización piensa poner en práctica las licencias para las temporadas 2017/2018, de arranque parece difícil que la mayoría de los clubes puedan cuadrar en estas normativas. Si bien todavía no abarcaría al resto del Ascenso, en la actualidad son varios los que no tiene cancha propia, mucho menos un semillero en condiciones ni una administración adecuada desde lo tecnológico.

La idea ya está en marcha, estoy trabajando sobre esto. Si todo va como pensamos, el año que viene los clubes tendrán que presentar su estado de situación ante la AFA para ser habilitados” agrega Cristinziano y aclara “deberían hacerlo 90 días antes del torneo, como para poder solucionar cualquier dificultad que aparezca. Los dirigentes deben entender que esto es beneficioso para las instituciones, ocurre que muchos no tienen conocimiento de cómo funciona el proyecto”.

La dirigente incluso es tajante: “Si le marcaran algún detalle que impidiera que el club tuviera su licencia, se le daría un tiempo para resolverlo. Si finalmente la licencia no le saliera, no podría competir hasta normalizarse“. Es decir que el club en cuestión, cualquiera sea, debería esperar la finalización de esa temporada para volver en la siguiente. Un tema que ya genera polémica en el mundo de la pelota.

Fuente: lapoliticaonline.com



Notas relacionadas

Dejá tu comentario