Investigan en La Plata 25 puntos de venta de drogas gracias a denuncias anónimas de vecinos

Las recogió una ONG que instaló urnas en cuatro barrios platenses. Los datos fueron entregados a la Justicia, que abrió distintos expedientes. En uno de ellos ya hubo tres detenidos.
Parecía una propuesta insostenible, motivada por el voluntarismo o la desesperación. Pero dos meses después de la instalación vecinal de las denominadas urnas “antinarcos”, la Justicia de La Plata ya tiene en la mira a 25 puntos de venta y abrió expedientes para investigar eventuales redes de comercialización ilegal de drogas. Además, esta semana realizó un operativo derivado de un dato que aportaron vecinos por este medio: un allanamiento en la denominada “zona roja” de la ciudad y la detención de dos travestis y de la dueña de un local gastronómico de ese lugar.
A principios de octubre, la Asociación “Iniciativa Ciudadana” (IC) anunció la instalación de cajas de cartón con una leyenda que instaba a los vecinos de la zona norte de la capital bonaerense a depositar allí datos o información sobre presuntos sitios donde podría haber venta de estupefacientes. Se colocaron cuatro cerca de las escuelas de Tolosa, Ringuelet y Gonnet. También, a pocos metros de las paradas de colectivos. Pretendían ser una herramienta para que las familias de los damnificados por las adicciones pudieran encontrar una salida que, según los promotores, “el Estado, la Policía y las autoridades” no podían ofrecer.
Las urnas tienen un mensaje directo: “Están destrozando a nuestros chicos. Animate porque se llevan el futuro de nuestros hijos”.
La propuesta tuvo algunas dificultades. Se llegó a poner una decena de cajas con la inscripción, que además aclaraba que la denuncia sería anónima. Pero a los pocos días varias aparecieron quemadas. Los impulsores no se dieron por vencidos y avanzaron. Y se asociaron a otra ONG, “Madres Blancas” -un grupo de mujeres cuyos hijos sufren adicciones-, que también pelea contra los que venden drogas-, que los ayudó a promocionar la idea de identificar los puntos de comercialización.
“Iniciativa Ciudadana” también ofrece asesoramiento profesional y abogados para encarar cuestiones penales o administrativas a esas mujeres, explicaron en la entidad.
Según trascendió en los Tribunales penales de La Plata, a partir de las urnas se iniciaron expedientes en la Fiscalía especializada en casos de sustancias ilícitas para establecer si hay tráfico en 11 puntos de Tolosa, Ringuelet y Barrio Hipódromo. Y hay otros 14 casos que investigan lugares detectados en la zona de El Mondongo, en el sureste de la ciudad.
“Hubo muchas más. Pero nosotros decidimos elevar a la Fiscalía y al Ministerio de Seguridad sólo aquellas que parecían tener mayor consistencia. Al ser presentaciones anónimas a veces se pierde rigurosidad”, explicó Pablo Pérez, responsable de IC y autor de la idea.
Pérez es un dirigente social y político con arraigo en esos barrios de la ciudad. “Vemos muchos casos de pibes destrozados por las drogas. Eso nos motivó a impulsar esto, que algunos creyeron que era una locura, pero que parece estar bien encaminado”, agregó.
Después de obtener la denuncia por medio de las urnas, el caso toma formato institucional. Los investigadores analizan los datos, entregan un número de denuncia a la organización y la presentan a la Fiscalía de turno o a la UFI temática de drogas, a cargo de Ana Medina. Además, la entidad vecinal difundió un correo electrónico de contacto, para hacer denuncias de puestos de venta o para sumarse a las “Madres Blancas”: iniciativalp@gmail.com.
Según explicó Pérez, la tarea realizada por la organización incluyó una encuesta entre adolescentes y jóvenes de barrios carenciados de la periferia de La Plata se para conocer su relación con los estupefacientes. Consultaron a 52 menores y el 80% reconoció haber consumido drogas.
Pérez admitió que “se trata de un trabajo a pulmón. Pero ante la ausencia de otras instituciones para prevención y tratamiento, nos vimos obligados a hacerlo”.
El primer resultado concreto se vio el martes, cuando un operativo de la Policía terminó con la detención de tres sospechosos -la dueña de un restorán que hacía de pantalla y dos prostitutas que vendían-, en un procedimiento realizado en El Mondongo. El allanamiento logró el secuestro de 300 gramos de cocaína.
Aunque los investigadores aseguran que las primeras pistas aparecieron hace seis meses, reconocieron que fueron clave las denuncias a través de las urnas.
droga
Fuente: clarín.com.ar



Notas relacionadas

Dejá tu comentario