Desde OTRANS Argentina y Frente TLGBI La Plata, Berisso y Ensenada hablan de a�?LA�mites y aprietes del Consejo Nacional de las Mujeresa�?

0

El colectivo trans, a raA�z de los ataques sistemA?ticos que reciben en la vA�a pA?blica, denuncia una red articulada entre el Poder Judicial, polA�tico, las fuerzas policiales y asociaciones ilA�citas vinculadas a la venta de drogas y estupefacientes.
La madrugada del 29 de diciembre recibimos la noticia de un ataque hacia un grupo de compaA�eras en la zona de Plaza Miserere (Moreno y Catamarca, C.A.B.A.). AdemA?s de intentar reiteradamente hacer la denuncia en los organismos correspondientes, PolicA�a Metropolitana, Hospital Ramos MejA�a y el Concejo Nacional de las Mujeres, organismo presidido por Fabiana TuA�ez, algo que no nos dio resultado, recibimos amenazas y aprietes por parte de funcionarios al intentar hacer pA?blico el caso.

Los hechos
Alrededor de las tres de la madrugada, Gabriela, Alex, Kimberly y Zuleika fueron atacadas por una persona que venimos denunciando hace semanas y que apuA�alA? a Raiza, quien desapareciA? la pasada Navidad. Este sujeto, de quien preferimos ocultar su identidad por protecciA?n a las afectadas, estA? denunciado por cobrarles la parada a las compaA�eras y ser responsable de una supuesta asociaciA?n ilA�cita vinculada a la venta de droga y estupefacientes.
Fueron dos actos. El primer ataque (hacia Kimberly y Zuleika) fue en las mediaciones de la Plaza Miserere mientras, segA?n testimonios de las vA�ctimas, habA�a un patrullero que miraba y no intervenA�a la situaciA?n. Patrullero que pertenece a la ComisarA�a 5ta.
El segundo ataque y mA?s feroz fue dirigido hacia Gabriela y Alex. En esta situaciA?n, Gabriela Arias resultA? gravemente herida con un corte alrededor de su cabeza: a�?Uno de ellos me pateA? y el otro vino con un tubo y me pegA? en la cabeza. No sA� cA?mo aguantA�, no me desmayA� ni caA�. Como yo querA�a correr, me jalaron de la blusa y me daban con el tubo en la espalda y los brazos. Uno gritaba a�?Esa es ecuatoriana, mA?tenla, rA?pido, mA?tenla, dale duroa��. No sA� cA?mo alcancA� a soltar los tacos, porque si no me mataban, me dejaban ahA� muerta, ellos me querA�an matar, no sabA�a por quA� me estaban pegandoa�?. Luego, la indiferencia, tanto del Hospital Ramos MejA�a a cargo del Dr. Eduard Seoane y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que segA?n Gabriela y las compaA�eras que la acompaA�aron, fueron puestas en espera porque en ese momento habA�a un caso mA?s grave. Inmediatamente se cruzaron a la comisarA�a mA?s cercana, donde rechazaron su denuncia por falta de datos. Por su parte, la lA�nea 144 del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) no atendiA? nunca las llamadas para hacer ahA� las denuncias correspondientes. A?Otra casualidad? A?Tenemos que preguntarnos quA� tan entongada estA? la PolicA�a con las verdaderas asociaciones ilA�citas de C.A.B.A. y sus alrededores? Y de la complicidad polA�tica y organizaciones de la diversidad sexual, A?no vamos a decir nada?
Indiferencia y complicidad
Cuando hablamos de un plan sistemA?tico nos referimos a una matriz articulada entre el Poder Judicial, polA�tico, las fuerzas policiales y asociaciones ilA�citas vinculadas a la venta de drogas y estupefacientes. Todo esto fue denunciado ante la ONU en la 65A� sesiA?n del comitA� CEDAW (ConvenciA?n sobre la EliminaciA?n de toda forma de DiscriminaciA?n contra la Mujer) en Ginebra durante este aA�o. AllA� tambiA�n se hizo presente un organismo estatal cA?mplice de esta matriz: el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), quien dice trabajar por las mujeres, y en el plano concreto termina siendo parte de la violencia sistemA?tica del heteropatriarcado y cismachista que vive el colectivo trans y travesti en Argentina. La indiferencia se traduce en ese silencio cA?mplice, que habilita a los perpetradores a seguir de manera recurrente violentando a las compaA�eras trans y les confiere gozar de total impunidad.
Hace casi un aA�o que venimos denunciando al CNM la violencia de gA�nero que viven las compaA�eras trans y travestis. Nos reunimos con Fabiana TuA�ez una sola vez, por el caso de la compaA�era Laura Moyano, a quien el 23 de diciembre de 2015 casi la matan dos hombres, producto del odio hacia las identidades trans. En esto A?ltimos meses vemos con preocupaciA?n cA?mo aumentaron de forma exponencial los casos de travesticidios y transfemicidios en Argentina. En el caso de Moyano, nunca tuvimos ayuda del CNM. Hoy no sA?lo el A?nico agresor a��AgustA�n Leonardo BermA?deza�� que estuvo detenido estA? libre, sino que le cambiaron la carA?tula de a�?tentativa de homicidioa�? a a�?agresionesa�?. Laura se encuentra mal emocionalmente, no tiene ninguna medida por parte de la Justicia en relaciA?n con una perimetral o algA?n botA?n antipA?tico, mientras los que casi la matan gozan de libertad y pasean por las calles de la ciudad de La Plata con total impunidad.
Los lA�mites y la inoperancia del Concejo Nacional de las Mujeres
SA?lo tuvimos tres respuestas parciales para compaA�eras trans en situaciones de extrema vulnerabilidad. Nadie vive con un PADU (Programa de AcciA?n Directa Asnica) de 12 mil pesos por A?nica vez. No existe una verdadera polA�tica integral para las trans y travestis desde el CNM. Este organismo, creado para trabajar la problemA?ticas de las mujeres, es quien termina revictimizando y violentando constantemente a las compaA�eras que hacen un reclamo justo. Ahora nos llaman irrespetuosas, cuando exigimos el cumplimiento de nuestros derechos. Quieren dar vuelta el reclamo para vaciarlo de contenido y no hablar de sus limitaciones e inoperancia por falta de sensibilidad, formaciA?n en la temA?tica y presupuesto.
En los primeros meses de su gestiA?n, por las detenciones colectivas y arbitrarias a las compaA�eras trans y travestis en La Plata, el CNM presentA? al mismo tiempo que nuestra organizaciA?n habeas corpus preventivos colectivos. Nos atendA�an la lA�nea 144 para poder hacer las denuncias de las detenciones, parecA�a que habA�a cierta voluntad polA�tica. Pero eso se terminA? cuando fuimos a la ONU con el a�?Primer Informe sobre la situaciA?n de los Derechos Humanos de las Mujeres Trans y Travestis en Argentinaa�?.
Hace dos meses venimos denunciando que dos compaA�eras trans se encuentran muy mal de salud por el HIV y la falta habitacional. Nos reunimos con Nicole Neiman, directora nacional de Acciones Directas del CNM, y nos pidiA? que le enviA?semos toda la informaciA?n. TerminA? no sA?lo siendo un trA?mite burocrA?tico, sino que implementaron lo que se llama la polA�tica del desgaste: les terminaron pidiendo a las compaA�eras un informe de la situaciA?n, cuando apenas saben leer y escribir. Les hicimos el respectivo reclamo por su insensibilidad y falta de conocimiento que tienen sobre la realidad de nuestro colectivo. Nos dijo Neiman que no tenA�an recursos, que ellas articulan con otros organismos, les pedimos que enviaran alguna trabajadora social y hasta ahora nada. La realidad es que hoy las compaA�eras esperan la muerte en situaciA?n de calle. Una de ellas ha perdido tanto peso que no puede pararse ni caminar por sus propios medios.
Otra de nuestras compaA�eras es AngA�lica Zambrano Pesante, a quien la PolicA�a le armA? ocho causas. Logramos que el CNM interviniera, pero cada vez que iba a esa instituciA?n habA�a una orden clara desde arriba de no atenderla. Hoy, despuA�s de hacerles saber que A�bamos a denunciarlas, la misma Fabiana TuA�ez la llama de un telA�fono privado para apretarla. A?No es terriblemente violento? A?Por quA� no llama a Claudia VA?squez Haro, titular de OTRANS Argentina?
Desde hace dos meses no dan respuesta a las denuncias que por diferentes medios les hacemos llegar. Su lA�mite es mA?s que claro: Neiman nos ha dicho que no tienen presupuesto para dar respuestas a todas las mujeres trans y travestis en situaciA?n de violencia de gA�nero. Tampoco existe una polA�tica integral para nuestro colectivo que dA� respuestas a las mA?ltiples violencias que vivimos por ser mujeres trans, travestis, pobres, migrantes, de pueblos originarios, afrodescendientes y estar en situaciA?n de prostituciA?n.
En Navidad buscando a Raiza
Raiza es una compaA�era trans ecuatoriana de veinte aA�os a quien durante este aA�o la apuA�alaron dos veces. En la A?ltima intervenciA?n pudimos hacer que intervenga el CNM, que le gestionA? un lugar a donde quedarse a dormir para recuperarse de las heridas. El mismo dA�a que ratificA? la denuncia, se fue del refugio porque no sA?lo la discriminaban por su identidad de gA�nero, sino que le habA�an prometido un psicA?logo que nunca conociA?. Asimismo, el CNM tenA�a que articular con la SecretarA�a de PrevenciA?n de la DrogadicciA?n y la Lucha contra el NarcotrA?fico (SEDRONAR), lo cual tampoco hizo. El tema de las adicciones es un problema tambiA�n de nuestro colectivo, pero en nuestras identidades el estigma se potencia y es algo que aA?n cuesta trabajar dentro del propio colectivo. Ni bien desapareciA? nos preocupamos, se hizo la denuncia en la Justicia a travA�s de un habeas corpus que fue desestimado. Se apelA?, pero era Navidad, y a ningA?n juez, fiscal, presidenta o directora del CNM se le moviA? un pelo por saber dA?nde estaba, mucho menos por salir a buscarla.
Solas recurrimos a la sororidad trans/travesti, largamos un flyer que se viralizA? en Internet y tuvo un alcance de 75.414 personas. El 24 de diciembre las compaA�eras pegaron carteles con su foto por la zona de Once, lugar donde la vimos por A?ltima vez. DespuA�s de cuatro dA�as de intensa bA?squeda, las compaA�eras de OTRANS C.A.B.A. la encontraron por el barrio Congreso en una panaderA�a pidiendo comida.
Desidia del CNM y complicidad con organizaciones de la diversidad funcionales al Gobierno macrista
A?Realmente estA?n esperando que un grupo de trans y travestis que ni siquiera completaron el secundario arme un informe situacional? A?CuA?ntos travesticidios o ataques/crA�menes de odio van a tener que ocurrir hasta que realmente decidan hacer algo?
Desde principio de aA�o venimos denunciando este tipo de mecanismos. Recordemos: caso Claudia CA?rdova Guerra (prisiA?n domiciliaria por ser peruana y trans), caso Zambrano (requisa a veinticinco trans en la ciudad de las diagonales donde la Justicia determinA? el acto vejatorio en grado sumo), presentaciA?n ante la CEDAW sobre la situaciA?n de los derechos humanos de travestis, transexuales y transgA�nero (donde TuA�ez a��presidenta del CNMa�� afirmA? que las compaA�eras estaban incluidas en el Ellas Hacen, cosa que aA?n estamos esperando ver, ya que de las mA?s de 450 integrantes de OTRANS Argentina ninguna ingresA? al programa de inclusiA?n), denuncia sobre la persecuciA?n a referentas trans y travestis presentada ante relatorxs de la ONU (aA?n seguimos esperando respuestas por parte de organismos oficiales del Estado), persecuciA?n montada por la FALGBT y ATTTA (organizaciones financiadas por el Consejo Nacional de las Mujeres, el Estado y empresas privadas como la Universidad Torcuato Di Tella), que en vez de sensibilizarse y actuar en estos casos deciden salir a atacar por Facebook (sA�, por Facebook) a nuestra organizaciA?n, a quienes militamos el territorio dA�a a dA�a y vemos cA?mo la situaciA?n se agrava con el paso de las horas.
A?Es necesario que sigamos mencionando las vejaciones y las violaciones a los derechos humanos de personas trans y travestis? A?CuA?nta sangre necesitan para darse cuenta de lo que estA? pasando? A?CuA?ntas desapariciones de compaA�eras trans estA?n esperando? A?Van a esperar a que ClarA�n o La NaciA?n saquen estas noticias para incluirlas en sus datos oficiales de crA�menes de odio?
El cinismo y la indiferencia tienen una sola cara y es el macrismo. Pero no sA?lo el macrismo en su carA?cter de Poder Ejecutivo, sino que se instalA? en todas las dependencias del Estado y en organizaciones con las que se vincula para realizar el ajuste mA?s grande vivido en este paA�s, no solamente econA?mico, sino ideolA?gico, cultural y social. La expectativa de vida de nuestro colectivo es de 35 aA�os. Van mA?s de dieciocho casos por crA�menes de odio/ travesticidios en este A?ltimo aA�o. Nos estA?n torturando, asesinando y desapareciendo porque no somos parte de este modelo.
SeA�ora Fabiana TuA�ez, tenga la decencia de no mentir en la ONU, no llame para apretar a las compaA�eras trans y travestis. Si no estA? a la altura de las circunstancia, RENUNCIE. El pueblo Argentino le paga el sueldo para que trabaje y no para hacer uso indebido del cargo que ocupa.
m
trans-golpeada

Fabiana TuA�ez
Fabiana TuA�ez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.