La Corriente Clasista y Combativa se ofrece para hacer las casas prefabricadas de China

0
Muni Largo

CASAS-PREFABRICADAS

Frente al acuerdo entre el Gobierno y China para la importaciA?n de casasA�prefabricadas , la Corriente Clasista Combativa (CCC) comunicA? que se ofrece para hacerA�las casas que Mauricio Macri quiere traer del paA�s asiA?tico. AsegurA? que cuenta con cooperativas de trabajadores que ya han hecho trabajos de construcciA?n en diferentes puntos del paA�s.

«Tenemos dignidad, nos ofrecemos para construir estas 14 mil viviendas que ya quieren comprar este mes. Queremos hacerlo con mano de obra desocupada a travA�s de cooperativas, con compaA�eros y trabajadores que ya han demostrado la capacidad que tienen en la rama de la construcciA?na�?, sostuvoA�Juan Carlos Alderete, lA�der de laA�CCC. En el comunicado, tambiA�n expusieronA�«la intenciA?n del gobierno esconde el profundo desconocimiento que tienen sobre la calidad de la mano de obra de los trabajadores argentinosa�?.

Asimismo,A�anunciaron que van a denunciar al Presidente MacriA�por el delito de traiciA?n a la Patria, a�?por querer llevar adelante un negocio que afecta directamente a los intereses del paA�sa�?.A�Alderete considerA? que a�?es ridA�culo que un gobierno que ganA? las elecciones con la promesa de generar empleo de calidad tenga en su agenda una polA�tica de estas caracterA�sticas que va en desmedro de los trabajadores argentinosa�?.

Sany Group es el conglomerado de empresas A�que lleva la delantera entre las firmas que negocian vender al Estado viviendas prefabricadas en China por mA?s de 1.000 millones de dA?lares.

Tanto el colegio de Arquitectos como el de IngenierosA�puntualizaron en las consecuencias negativas que traerA�a el uso de estas fabricaciones, ya queA�a�?no son aptas para la reurbanizaciA?n de villas, para atender la demanda del ProCreAr, ni para el completamiento de los vacios urbanos que demandan densidades media». «Tampoco cumplen con los mA�nimos requisitos legales en cuanto a la calidad de los materialesa�?, expresaron.

Se estima que se podrA�an perderA�alrededor de 60.000 puestos de trabajo mA?s en el sector de la construcciA?n, porque una vivienda asiA?tica representa dos o tres empleos fijos, mientras que las argentinas ocupan a entre doce y quince trabajadores, es decir, de cinco a seis veces mA?s empleados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.