Rendición de Cuentas: Un dolor de cabeza para varios intendentes de Cambiemos

Rendición de Cuentas 2016

Durante la semana se dieron sesiones en los Concejos Deliberantes de varios distritos de la provincia de Buenos Aires con el mismo temario: el tratamiento de la Rendición de Cuentas 2016 de los distintos municipios. Para muchas localidades, se trataba de la primera prueba en su gestión pero los resultados no fueron alentadores.

Las Municipalidades gobernadas por Cambiemos fueron las más castigadas por parte de una oposición que se mostró unificada para asestarles un golpe y rechazar los expedientes. Con acusaciones de falta de transparencia, gastos excesivos, subejecuciones, reasignaciones y aumento del déficit, se desarrollaron los tensos debates en los cuerpos deliberativos.

En Trenque Lauquen, Morón, General Rodríguez, Coronel Rosales, Berisso y General Villegas y en las massistas Chascomús y Necochea los alcaldes enfrentaron la desaprobación de las cuentas de su primer año de gestión.

En Punta Alta (Coronel Rosales) la rendición de Cuentas del ejercicio 2016 fue desaprobada  en un extenso debate en la sesión especial del Concejo Deliberante. De este modo, se  concretaron 12 votos negativos contra 6 positivos. La presencia del secretario de Hacienda, Daniel Giunta, en el recinto no alcanzó para el oficialismo y desde la oposición plasmaron fuertes críticas hacia la gestión de Cambiemos.

El intendente de Saavedra, Hugo Corvatta del Frente para la Victoria, corrió la misma suerte y no pudo pasar el examen. El cuerpo deliberativo rechazó el proyecto con ocho votos en contra y consideraron que desde la administración municipal, hubo falta de cumplimiento de todas las ordenanzas, endeudamiento excesivo y el impedimento de acceso  a la clave RAFAM (Reforma de la Administración Financiera en el Ámbito Municipal).

Mientras tanto en Berisso también el oficialismo sucumbió ante la oposición y no logró que se aprobara el expediente enviado por el intendente, Jorge Nedela.

En Carmen de Areco también desaprobaron la rendición de Cuentas del ejercicio 2016 y los tres votos de los concejales oficialistas no alcanzaron para revertir la situación. Asimismo el debate giró en torno al presupuesto subejecutado. Entonces desde la oposición exigieron explicaciones de los más de 19 millones de pesos  que no se utilizaron en la localidad.

El 19 de mayo, en Zárate, Cambiemos, el FpV y el Frente Renovador le hicieron sentir el rigor al oficialismo de Osvaldo Cáffaro al rechazar las cuentas del ejercicio 2016. Los ediles opositores le endilgaron al Gobierno la falta de acceso al RAFAM y de aclaraciones en torno a algunos gastos polémicos, como la contratación de artistas para un festival.

Cáffaro contó con el voto de su bloque, Nuevo Zárate, y el apoyo del PJ y de Encuentro Peronista, pero no alcanzó contra las 10 voluntades opositoras.  La información del Ejecutivo dio cuenta de un presupuesto de 864 millones y un gasto de 716 millones.

Por su parte en Olavarría, Azul, Ayacucho, Bahía Blanca, Coronel Dorrego, La Plata, Bragado, Balcarce y Chivilcoy, obtuvieron el visto bueno en los números de su primera rendición, aunque no sin polémica.

En Ayacucho, por ejemplo, se dio una reñida votación, y la oposición logró empatarle al oficialismo siete a siete, con el sorpresivo voto del concejal Darío Volantín, quien proviene de la Coalición Cívica y actualmente tiene un bloque unipersonal por diferencias con la UCR y el PRO. Sin embargo, a través del voto doble del Presidente del Concejo, Emilio Cordonier, la rendición finalmente fue aprobada. En ese distrito gobernado por Cambiemos, el bloque FpV-PJ denunció “graves irregularidades” en las cuentas, advirtió por sobreprecios y señaló que se gastaron 110 millones de pesos más de lo presupuestado.

En Balcarce se aprobó con los diez votos del oficialismo, pero los ochos concejales de los bloques del Frente para la Victoria y del Frente Renovador se abstuvieron en el recinto por no contar con la documentación correspondiente, debido a que una supuesta política de austeridad no permitió que se fotocopiara la información que contenía más de cien páginas.

En Villegas, comuna asediada por las inundaciones, las cuentas no cerraron y fueron desaprobadas. El Frente Renovador presentó un informe en el que aseguró que encontró “muchas irregularidades en los estados administrativos del municipio”, acusó al intendente Eduardo Campana de llevar adelante una “mala administración” y consideró que “se han abandonado a muchas áreas de la comunidad, incluyendo instituciones intermedias, clubes y pueblos”.

Mientras que en Morón, el rechazo se dio por 14 votos a 10 y los bloques kirchnerista, renovador y socialista criticaron el gasto y denunciaron irregularidades presupuestarias en las áreas de salud y seguridad.

En cuanto a las Rendiciones que no fueron aprobadas, serán elevadas al Tribunal de Cuentas de la Provincia, encargado de hacer la evaluación final para cada comuna.

 

 

Fuente: infocielo



Notas relacionadas

Dejá tu comentario