PresentA? su renuncia el controvertido fiscal Fernando Cartasegna

La ProcuraciA?n impulsa un pedido de Juicio PolA�tico en su contra por diversas irregularidades en las causas que tuvo a su cargo; el Poder Ejecutivo debe resolver si acepta o no la dimisiA?n

0

carta

El fiscal Fernando Cartasegna investigado por diversas irregularidades en las UFI 4 Y UFI9 de Ls Plata, presentA? la renuncia ante la ProcuraciA?n General de la Suprema Corte de Justicia. La gobernadora MarA�a Eugenia Vidal debe resolver si acepta o no la dimisiA?n.

En caso que Vidal no acepte la renuncia Cartasegna continuarA? suspendido a la espera del jury iniciado en su contra y afrontarA? pA?blicamente los cargos que pesan por su mal desempeA�o. En caso que la renuncia sea admitida el jury quedarA? abstracto.

El fiscal platense Fernando Cartasegna, que habA�a sido internado en un hospital psiquiA?trico tras el inicio de dos investigaciones por irregularidades en su trabajo, finalmente buscA? apartarse del ministerio pA?blico y atenerse a una jubilaciA?n.

Su trabajo estuvo bajo la lupa por diversas irregularidades que se detectaron tras dos supuestos ataques contra su persona. Por ejemplo, se detectaron muchas carA?tulas de causas en blanco que podrA�an ser utilizadas para armas algA?n expediente de “manera ilegal”.

Pero quizA?, el mayor inconveniente fue el extravA�o y posterior apariciA?n de la causa que investiga las circunstancias en las que se produjo la desapariciA?n y asesinato del joven estudiante de periodismo Miguel Bru en el aA�o 1993.

El nombre de Cartasegna comenzA? a estar en los titulares de los diarios cuando denunciA? que fue atacado en su despacho y recibiA? amenazas que decA�an que iba a terminar muerto como el fiscal Alberto Nisman. La secuencia comenzA? el miA�rcoles 3 de mayo, cuando apareciA? maniatado, golpeado y semi desvanecido en su despacho de los Tribunales de la capital bonaerense. Junto a A�l fue encontrada la palabra “Nisman” escrita con azA?car sobre el piso.

Antes de que tuviera lugar este altercado, aparecieron pegados en el frente de su despacho una serie de panfletos intimidatorios que sugerA�an que el fiscal “iba a ser el prA?ximo Nisman“.

Los investigadores judiciales pudieron determinar que esos carteles habA�an sido impresos en las computadoras del propio fiscal. A partir de entonces, el funcionario judicial comenzA? a ser mirado de otra manera y sus dichos fueron puestos en tela de juicio por mA?s de un colega.

Finalmente se iniciA? un proceso de Juicio PolA�tico impulsado por la ProcuraciA?n General a cargo de Julio Conte Grand, por las mA?ltiples irregularidades encontradas en las fiscalA�as que tuvo a cargo el fiscal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.