Berisso lamenta la muerte del emblemA?tico a�?Siete Sacosa�?

Se habA�a convertido en un personaje querido. Una vida rodeada de un halo de misterio

7 sacos

Durante muchA�simo tiempo, el hospital Mario Larrain se habA�a convertido en su hogar. Enfermeras, mA�dicos y desde la direcciA?n del nosocomio, le permitA�an pernoctar allA�. Y hasta baA�arse. Siempre acompaA�ado de su perro.

Hace alrededor de 5 aA�os, desapareciA?, sin que nadie pudiera saber su destino. Su fiel compaA�ero permaneciA? en la puerta del hospital a esperar que a�?Totoa�? volviera. Todo Berisso lo buscaba. Hasta que lo encontraron en Florencio Varela y lo llevaron al Hogar de Ancianos BartolomA� Daneri de Los Talas. Sin dudas viviA? sus A?ltimos aA�os con comodidad, una cama limpia, la comida caliente.

Muchas historias se tejieron sobre la vida de a�?Siete Sacosa�?. DecA�an que habA�a sido un prestigioso mA�dico, que perdiA? a su familia en un accidente, que era uruguayo y por algA?n motivo, llegA? a Berisso para quedarse. Nunca se pudo comprobar ninguna de estas leyendas, que ahora guardarA? en su tumba para siempre.

No hablaba, pero se hacA�a entender. JamA?s despreciaba un cigarrillo y lo fumaba hasta que le quemaba sus dedos amarillos de tanto tabaco. Si bien no hay documentaciA?n que lo acredite, se estima que tendrA�a entre 80 y 90 aA�os de edad. El 6 de septiembre partiA? hacia otra dimensiA?n y con A�l se fue su leyenda.

toto

 

 



Notas relacionadas

Dejá tu comentario