La disolución de la UEP dejó más de 100 despedidos pero a su director lo premiaron con un jugoso ascenso

Se trata de Diego Taurizano que se desempeñó como director de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) hasta su disolución en diciembre pasado. Ahora, lo ascendieron al cargo de subsecretario Administrativo de la Dirección General de Escuelas. Los trabajadores despedidos lo señalan como uno de los responsables del triste final de la UEP.

diego

En diciembre, el gobierno bonaerense anunció la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), un organismo que tenía como principal tarea la construcción y reparación de escuelas en todo el territorio bonaerense.

De los 364 trabajadores que prestaban funciones en este organismo sólo fueron reincorporados 242 a la cartera educativa, siempre en calidad de contratados, y los 122 restantes fueron despedidos. Su director, Diego Taurizano, tuvo otra suerte y, lejos de hundirse con el barco como indica el manual del buen capitán, logró un importante ascenso al ser nombrado como subsecretario Administrativo de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE).

Dario Rizzuto, delegado de la UEP y uno de los trabajadores despedidos, comentó: “Taurizano se comportó muy mal con nosotros. Hasta último momento nos aseguró que la unidad iba a seguir funcionando. Cuando estalló el conflicto, se borró totalmente”, y agregó: “Sin dudas es uno de los mayores responsables de la disolución de la UEP”.

Sobre su desempeño al frente de la Unidad Ejecutora, el trabajador relató que “se dedicó a frenar expedientes, siempre desconfiando de todo”, y agregó con indignación: “Ahora lo premiaron con el segundo cargo en importancia dentro de Educación, después del director general, Sánchez Zinny”.

Los trabajadores de la UEP continúan con el acampe frente a la sede donde funcionaba la unidad (8 entre 46 y 47) y realizan a diario distintas actividades para visibilizar el conflicto.

Por otra parte, Rizzuto contó: “El director general de negociaciones colectivas, Carlos Giménez, continúa citando a los despedidos para interrogarnos. Dice que quiere comprobar nuestro trabajo para ver si nos corresponde un reconocimiento. No nos tratan como trabajadores con años de antigüedad que al menos tenemos derecho a una indemnización”.

La UEP se creó 1994 con el objetivo de implementar programas y proyectos para el mejoramiento integral de la educación. A partir de 1996, comenzó a construir y reparar escuelas, a proveer equipamiento de mobiliario y diversos elementos. Pese a sus más de 20 años de vigencia, sus trabajadores siempre estuvieron bajo la modalidad de contratados.

“Ahora nos ofrecen reincorporar a 9 trabajadores con problemas de salud a cambio de que los dejemos ingresar al edificio para sacar documentación. Tenemos una compañera con cáncer de mama y otro con un hijo discapacitado que tienen necesidades urgentes. Esto es indignante”, concluyó el trabajador.

 Fuente: infoblancosobrenegro


Notas relacionadas

Dejá tu comentario