Cómo convertir los audios de WhatsApp a texto

Existen diversas aplicaciones capaces de transcribir los mensajes de voz en pocos pasos.

voz
Existen diferentes aplicaciones que en pocos pasos  permiten convertir los audios de voz en mensajes de texto. Algunas de ellas son:
Textr:
Una vez que se descargó la app hay que ingresar en cualquier chat, presionar sobre el audio hasta que aparezca en la parte superior del menú la opción compartir.
Luego hay que elegir la app Textr y se abrirá una nueva pestaña donde figurará la transcripción del audio.
Voicer, Transcriber para WhatsApp y Audio en texto son otras aplicaciones disponibles en Android que funcionan exactamente del mismo. En el caso de iOS se puede recurrir a Transcrypto.
Cuando se instala la aplicación Voicer se pide dar algunos permisos. Para que funcione correctamente hay que aceptar. Una vez finalizado esto cuando se quiera traducir un mensaje de audio hay que seleccionarlo, apretar el botón para compartir que se encuentra en la barra superior derecha y seleccionar la aplicación Voicer. En segundos la app se encargará de hacer el trabajo y mostrará la traducción.
Un detalle a tener en cuenta: es muy importante configurar bien el idioma. Para eso hay que seleccionar entre los 6 españoles que están disponibles (argentino, chileno, colombiano, mexicano, estadounidense y castellano).
Al entrar en la aplicación, de descarga gratuita, Transcriber, aparece un menú en el que hay que elegir el idioma en el que llegan los mensajes. Una vez seleccionado (español en nuestro caso), ya no es necesario entrar más en la app que, además, no exige casi permisos de acceso a la información de tu terminal, solo de almacenamiento. Cuando llegue un audio, hay que mantenerlo pulsado, seleccionar la opción de “compartir” y apretar en el logo de Transcriber for WhatsApp.
Cuando se selecciona Transcriber, aparece una ventana de la aplicación con la transcripción del mensaje seleccionado. Tarda un poco, según la duración del mensaje.
El gran punto a favor de todas estas aplicaciones es que permiten ganar tiempo y evitar tener que escuchar audios. Esto es beneficioso y práctico, sobre todo cuando son audios largos, sin embargo, hay que tener en cuenta que las transcripciones no siempre serán perfectas.
Si en el audio hay nombres o términos poco usuales o que pertenecen a una jerga muy especializada, las aplicaciones podrían tener dificultades, pero en líneas generales funcionan bien.
Fuente: urgente24


Notas relacionadas

Dejá tu comentario