Marcelo Tinelli habló de una candidatura e hizo temblar a Cambiemos

0

 

A río revuelto ganancias de pescadores dice el viejo dicho que parece inspirar a Marcelo Tinelli en su incursión mediática de los últimos días, en la que abonó la idea de una posible candidatura presidencial en 2019.

Es que en una realidad tan cambiante lo que a principio de año parecía una segura reelección de Mauricio Macri en Nación, María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires y Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires ya no lo es tanto y comienzan a plantearse escenarios donde hablar de cambios no es una locura.

De la mano de la crisis económica, el aumento de las tarifas y la disparada del dólar, hoy las encuestas exhiben una pronunciada caída de la imagen del presidente y de su gobierno, que además arrastra al jefe de gobierno porteño y a la mandataria bonaerense. Sin embargo la pérdida que registra Cambiemos no deriva en una mejora de la imagen de los políticos y partidos de la oposición.

Esta certeza -lo que pierde Macri hasta ahora no lo capitaliza nadie- abre la puerta a “experimentos” por fuera de la política tradicional, como en su momento fueron la de Palito Ortega o la del mismísimo Daniel Scioli.

En este marco, Tinelli, un exitoso conductor, dueño del rating en el prime time de la TV argentina en los últimos 25 años, al que le sobra nivel de conocimiento a nivel país, decidió mostrar sus ideas políticas y su “preocupación por los de abajo”; al tiempo que admitió que analizaría una candidatura presidencial si “hay una necesidad o un pedido de la gente de mi país”.

“Hoy no lo pienso, no estoy pensando en mi ingreso a la política. Si algún día se da, no lo descarto. Hoy no lo tengo pensado, no es el momento”, afirmó el conductor, tras desandar un discurso muy marcado en lo social.

“Siempre tengo una mirada para los de abajo, mi mirada es para los de abajo. Que no se enojen los empresarios de arriba, pero la Argentina sale dándoles a los que menos tienen. No con beneficios para los que más tienen”, subrayó.

Las declaraciones del oriundo de Bolívar cayeron como un balde de agua fría sobre la escaldada piel de los principales políticos del país, pero causaron verdadero espanto en las huestes del oficialismo, cuyas principales espadas preferirían enfrentar en 2019 a alguno de los personajes conocidos, empezando por la ex presidenta Cristina Fernández.

En Cambiemos no duermen tranquilos. Imaginan que una candidatura como la de Tinelli podría seducir a muchos intendentes y gobernadores peronistas que, en aras de salvar su propia ropa, no dudarían en atar su futuro a una apuesta “ganadora” y “popular”.

En medio de las urgencias del momento y la necesidad de atender el farragoso día a día de la vida política y económica de la Argentina, un importante sector de la clase dirigente está proyectando escenarios futuros. Para esos hombres y mujeres 2019 está a la vuelta de la esquina y mientras unos quieren preservar lo logrado, otros quieren conquistar lo perdido.

Tinelli se muestra como un personaje que pone en aprietos a tirios y troyanos, sobre el siempre inestable y azaroso terreno de la política. Por el momento solo fue un amague, pero nadie se arriesgará a descartar al hincha de San Lorenzo como un jugador -y de los fuertes- en la puja presidencial del año que viene.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.