Nueva investigación con una apasionante serie de historias que cobraron vida en la ciudad

Misterios de la Ciudad de La Plata -parte 2- es la continuación de la serie de investigaciones de Nicolás Colombo, un platense que desde chico se interesó por la infinita cantidad de historias ocultas que esconden las calles platenses. El autor anticipó algunos de los peculiares hechos que descubrió, que datan de hace muchísimos años y que, algunos de ellos, son desconocidos por todos.

Bunkers secretos, cementerios en pleno casco urbano, casas que se mueven por las calles, proyectos faraónicos que nunca se realizaron, tesoros hundidos en el río, meteoritos y hasta criminales nazis escondidos entre las diagonales. Es un orgullo poder dar a conocer estas historias, dijo el escritor.

Hace 2 años publicó el primer libro y fue un éxito: Colombo estuvo recopilando durante más de 8 años todo tipo de historias de la ciudad -alrededor de 200- y las materializó en aquella investigación. Ahora redobla la apuesta y pone sobre la mesa más capítulos. Capítulos que llamarían la atención de todo platense, porque en cada una de las páginas se narran sucesos que tuvieron lugar en las mismas calles que perduraron en el tiempo hasta nuestros días, desde que Pedro Benoit pensó el trazado urbano.

La Plata es una ciudad de una gran impronta cultural, deportiva, y últimamente gastronómica. Pese a su cercanía con Buenos Aires y su corta edad, tiene una clara identidad que la diferencia del resto de las ciudades de la provincia, la cual es formada en gran parte gracias a su riqueza cultural”. Así define a su ciudad natal Nicolás Colombo, tras la primera consulta de este portal, y no duda en posicionar a La Plata como una de las ciudades que más misterios esconde en el país. “Y esta cantidad de misterios toma mayores dimensiones si se tiene en cuenta que La Plata hace menos de 136 años que fue fundada, lo cual la convierte en un poblado joven en comparación con el resto de las grandes urbes del país“, agrega.

Este nuevo libro aporta más historias misteriosas, curiosas y extrañas de la ciudad de las diagonales, que por diferentes motivos no habían sido incluidas en el primer tomo. Muchas de ellas son inéditas: “son de temas que no se habían tratado antes; hay un capítulo sobre hallazgos arqueológicos y paleontológicos -animales extintos, restos de indígenas, e incluso tesoros de oro y plata hundidos en las costas ensenadenses-, otro sobre acontecimientos naturales -tormentas de tierra, mangas de langostas, ataques de animales salvajes, terremotos, caída de rayos y meteoritos-, y por último, se incluye un capítulo con hechos policiales -crímenes impactantes, grandes robos, fugas y criminales nazis que se ocultaron en La Plata-; y también se incluye un anexo documental con valioso material sobre historias poco conocidas y datos relevantes de la fundación de nuestra ciudad“.

Mi preferencia son las historias antiguas, ya que en general son las menos conocidas; además es un desafío investigar sobre algo que ocurrió hace un siglo, como así también un orgullo poder sacarlas a la luz. Sin embargo, la historia es algo que no se detiene y por ello este libro incluye hechos de todas las épocas, llegando hasta el tiempo presente. Fue curioso que a medida que el libro era escrito y los capítulos iban tomando forma, varias historias debieron ser modificadas a medida que nuevos datos actuales salían a la luz“, confiesa el autor.

¿Y cuál es la historia que más lo impactó? Colombo hace memoria y responde con entusiasmo: “Hace un año me encontraba en la hemeroteca de Senado investigando una oleada de ovnis que afectó a La Plata durante la década de 1950. Estos platillos voladores fueron vistos en el cielo de nuestra ciudad durante varios meses, y hallé crónicas muy interesantes con todo tipo de detalles sobre este fenómeno“.

Una cosa lleva a la otra, “y extrañamente, en medio de este suceso, otro objeto volador no identificado fue visto en el firmamento: se trataba de una bruja en su escoba, que durante varios días voló esparciendo su fluido y dejando detrás un característico olor a azufre en el aire. Este misterioso personaje tenía nombre y apellido, pero todos la conocían como La Tigra. Según se dice, fue la responsable del descenso de Estudiantes a la B Nacional, luego de que varios simpatizantes de Gimnasia la contrataran para tal fin. Esto desencadenó no sólo varios allanamientos policiales, sino un contraataque brujeril de los pincharratas, que contrataron a otras hechiceras para hacerle frente al maleficio. Por lo curioso de la historia y lo poco conocida de la misma, fue una de las que más me impactó“.

Por otro lado, el último capítulo del libro -sobre hechos policiales- es uno de los que más tenía ganas de escribir, y sobre lo cual llevaba varios años investigando. La idea era no contar sobre los casos actuales y conocidos como el de Barreda, sino ir más allá y descubrir cuáles fueron los crímenes que impactaron a La Plata desde sus orígenes. De esta manera tuve que viajar en el tiempo más de un siglo, hallando sucesos realmente impactantes.También pude dar con criminales nazis que se escondieron en nuestra ciudad usando identidades falsas, e incluso con toda una red de espionaje alemán que operó aquí durante la Segunda Guerra Mundial. Como siempre, todos estos hechos extraños y tan poco difundidos me llaman mucho la atención, y es un orgullo poder darlos a conocer entre los apasionados por la historia platense“, expresó.

 

Fuente: 0221.com.ar



Notas relacionadas

Dejá tu comentario