El 76% está disconforme con el funcionamiento de la democracia

A través de un informe Monitor Nacional de Democracia Viva, realizado por la consultora Taquion, se desprendieron varios datos que dan cuenta de la relación desgastada entre la sociedad con las instituciones.

0

En tiempos donde la economía afecta gravemente el bolsillo de la población y los referentes políticos – tanto oficialistas como gran parte del arco opositor- son cada vez más cuestionados por no resolver las principales demandas, las instituciones comienzan a verse cuestionadas junto con quienes deben representar la voluntad de la sociedad.

Históricamente ese descreimiento ha tenido sus picos máximos en épocas de crisis, tal como lo fue durante el 2001 en el país donde grandes porciones lo expresaban bajo la consigna “Que se vayan todos”.

Durante el denominado “Argentinazo”, donde hubo que lamentar decenas de muertos debido a la feroz represión policial, se dio el punto culmine de un proceso, en el cual se reflejó una crisis institucional casi terminal, debido a la desconfianza que generaron quienes gobernaban las distintas instituciones por aquel entonces y llevaron a la ruina a la Argentina.

Sin ánimos de realizar una burda comparación lineal entre ese momento histórico y el actual, el panorama reinante debido a las medidas del gobierno de Mauricio Macri ya comienza a hacer mella sobre los cimientos en los cuales se posan las estructuras del Estado.

En ese aspecto, un informe elaborado por el Monitor Nacional de Democracia Viva de la consultora Taquion, dio muestras de la relación de la ciudadanía con la democracia y el nivel de intensidad política.

Realizado a pocos días de que la selección masculina de fútbol quedara eliminada del Mundial Rusia 2018,  los resultados fueron, según la consultora, de “una perspectiva depreciada de la política y el rol de las instituciones, pero también de un cierto desencanto que baja la intensidad de la discusión”.

Asimismo señalaron que “el sistema democrático cuenta aún con un fuerte apoyo” pero que en “tiempos difíciles económica y políticamente como los que viene atravesando el país en los últimos meses, se observa una leve pérdida de confianza en la democracia”. En ese aspecto, la juventud es el rango etario que presenta menor preferencia a lo mencionado.

En comparación a enero, se observó “un crecimiento de una visión crítica sobre el tratamiento de las deudas de la democracia”. Entonces el 76% de los consultados se manifiesta “insatisfecho con el funcionamiento de la democracia en Argentina”.

La percepción sobre la seguridad es que está peor en comparación con el año pasado con 76,5%, lo mismo sucede con la educación con  el 78,5%, la salud con 70%, y la lucha contra la corrupción con el 66,2%.

Los entrevistados expresaron que los más corruptos son los empresarios con 79,8%, en segundo lugar se ubica el Poder Judicial con 79,3%, y en tercer puesto se encuentran los sindicatos con  79,2%.

Con respecto al voto, el 73,9% sostiene que lo haría si no fuese obligatorio y se reflejó una caída de 5% comparado con el primer mes de 2018.

Cuando se quiebra el consenso social sobre el funcionamiento institucional, la primera y casi única respuesta de los gobernantes es la coerción a través de las fuerzas de seguridad. Por ese motivo, ante el aumento de la conflictividad social, el gobierno del presidente, MAURICIO MACRI, opta por darle lugar a los uniformados para contener ese descontento.

 

Fuente: InfoCielo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.