Estudio afirma que Macri agrandó el Estado

En medio del debate por la necesidad de un drástico ajuste en las cuentas públicas, un informe reveló que durante la gestión de Mauricio Macri aumentaron un 25 por ciento los cargos políticos en el Poder Ejecutivo.

0
Muni Largo

«El Estado argentino está expandiendo sus fronteras de funcionamiento desde 2003. Con el gobierno de Cambiemos, el crecimiento de la estructura del,sector público a nivel nacional se sostuvo», resumió el trabajo realizado por la organización CIPPEC.

El informe pone especial atención en el aumento de la cantidad de ministerios que llevó adelante Macri, para llevarlo a «un máximo histórico». «Argentina tiene uno de los gabinetes más grandes de América Latina, con 21 ministerios», sostiene. Es un dato que suma a los pedidos del mercado para que el Presidente reduzca la cantidad de ministerios, algo a lo que hasta ahora se ha negado.

El aumento de ministerios «se tradujo en la creación de nuevas estructuras en los niveles de secretarías y subsecretarías, que provocaron un incremento del orden del 25% en el universo de cargos políticos entre 2015 y 2017″, destaca el trabajo.

Al respecto, detalla que en noviembre de 2015 había 69 secretarios de Estado y en marzo de 2018 la cantidad era de 113; las subsecretarías, en cambio, se redujeron de 165 a 131.

«Entre 2015 y 2017, se crearon 1.111 cargos políticos y solo 62 fueron en la estructura formal. Así, se crearon 1.049 cargos extraescalafonarios, lo que significó un crecimiento porcentual del 50%», continúa. La mayoría de esos cargos fueron creados en la Jefatura de Gabinete, la Presidencia y el ministerio de Modernización.

En marzo de este año Macri firmó un decreto para reducir los cargos políticos y la estructura del Estado, con lo que al final de cuentas intenta arreglar un problema que si bien ya existía en diciembre de 2015 se agrandó durante su gestión.

Este mes, el Presidente avanzó fuerte sobre los empleados públicos y firmó un decreto para congelar los ingresos hasta 2020. Por otro lado, el Cippec advirtió que durante la gestión de Macri se produjo un deterioro en la profesionalización de los altos cargos, al multiplicarse los nombramientos discrecionales de funcionarios.

«En este sentido, la modalidad de ocupación del espacio directivo es discrecional y tiene un componente altamente político: en 2017 solo el 2% de los directivos públicos se encontraban designados bajo la modalidad de planta permanente, mientras que en 2015 alcanzaba el 6%», subrayó.

 

Fuente: La Política Online

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.