No ser pobre, cada vez más difícil: la canasta básica ya llegó a los 20.617 pesos

Surge de los datos difundidos ayer por el INDEC. Una familia tipo necesitó en junio esa cifra para no caer bajo la línea de pobreza. Para no ser indigente se necesitan más de 8 mil.

La canástica básica total, que traza la línea de la pobreza, trepó en junio a 20.617 pesos, en tanto que la Canasta básica alimentaria, que marca la línea de indigencia, llegó a 8.246 pesos, según las mediciones del INDEC.

Traducidos, esos datos significan que una familia tipo, compuesta por dos adultos y dos menores, necesitó más de 20 mil pesos para cubrir las necesidades alimentarias y de servicios mínimos, es decir, para no ser pobre.

Para cubrir las necesidades calóricas mínimas, en tanto, ese mismo grupo familiar necesitó más de 8.200 pesos.

De mes a mes, el aumento rozó el 5 por ciento; anualizado, el impacto es de entre 29.7 y 32.3 por ciento, en tanto que durante 2018 el salto fue de casi 18 puntos porcentuales. Y fue impulsado por la suba del costo del transporte (5,9%), alimentos y bebidas (5,2%) y salud (4,3%).

Ese crecimiento está incluso por encima del de la inflación, que llegó a 3.7 por ciento en junio, su nivel más alto en dos años. Anualizada, la suba del IPC acumula 29,5% mientras que el primer semestre cerró con un alza del 16%.

 

Fuente: infocielo.com



Notas relacionadas

Dejá tu comentario