Organizador de fiestas míticas, el Centro de Estudiantes de Bahía Blanca pide ayuda para seguir en pie

La casona del histórico Centro de Estudiantes Bahiense atraviesa una situación complicada y sus integrantes piden donaciones de materiales para poder arreglar el antiguo edificio ubicado en calle 46, entre 5 y diagonal 77. En su época dorada, el “Centro de Bahía” organizaba mega fiestas y recitales que trajeron a La Plata a las bandas y músicos más importantes del país.

Centro%20bah%c3%ada%20casona

En su momento de esplendor, durante los ‘80 y principio de los ’90, el Centro de Estudiantes Bahiense administró su propio boliche “Bahía” y realizaba grandes fiestas y recitales con los músicos más convocantes del país como Charly García, León Gieco, Fito Páez y Andrés Calamaro, entre otros. Actualmente, a sus integrantes se les complica para poder mantener la casona antigua de calle 46 y diagonal 77, donde viven mientras realizan sus estudios universitarios.

Brenda Holst, vocal de comunicación del Centro de de Bahía, explicó: “Nuestro centro es totalmente autogestionado, no recibimos fondos de nuestro municipio ni del gobierno provincial. Estamos pasando por un problema de infraestructura porque el edificio es muy viejo y con la cuota que pagamos no alcanza para hacer todas las reparaciones”.

Actualmente en la casona viven 32 personas de entre 18 y 30 años. La principal condición para poder residir en el lugar es ser oriundo de Bahía Blanca y estudiar una carrera en La Plata. El edificio se divide en cuatro casas, dos de varones y dos de mujeres, con capacidad para 9 personas cada una.

Esta casona fue comprada por el Centro de Estudiantes en 1980 gracias a la recaudación lograda con la realización de grandes fiestas que eran muy famosas en La Plata y que convocaban a miles de personas”, contó Brenda y agregó: “Es un honor pertenecer al Centro de Estudiantes Bahiense. Antes de comprar este lugar, sus integrantes vivían por separado pero organizaban grandes fiestas. Con lo recaudado pudieron comprar este lugar”.

Sobre el estado de la casona, detalló: “Se nos cayó el techo de la terraza y de una de las habitaciones. Con la cuota de 500 pesos por mes no podemos hacer grandes arreglos y no podemos aumentarla porque la mayoría de los chicos que viven no pueden pagar más y menos en este momento en el que todo está más difícil”, comentó la encargada de la organización que está pidiendo donación de materiales.

Aunque la época dorada pasó hace años, el Centro de Estudiantes Bahiense continuaba haciendo fiestas hasta hace poco tiempo, pero el salón ubicado en la planta baja de la casona fue clausurada por falta de habilitación. “Ahora estamos avanzando con la personería gremial para poder armar un centro cultural y volver a organizar actividades en el salón y así recaudar fondos para mantener el edificio”, explicó Brenda.

Pero este no es el peor momento que le tocó atravesar al Centro de Bahía. En el 2001, estaba fuertemente endeudado y el edificio estuvo a punto de ser rematado. Para poder levantar el embargo tuvieron que desprenderse de otro edificio ubicado al lado de la casona, sobre el diagonal 77. “Ahora no tenemos deudas pero nos cuesta mantener el lugar, por eso iniciamos esta campaña”, concluyó la estudiante de Bellas Artes en la UNLP.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario