Macri y Vidal recibieron a intendentes y dirigentes “sin tierra” con la mira puesta en 2019

Pese a las dificultades económicas, Cambiemos se propone consolidar distritos y conquistar otros en manos del PJ

Aunque no lo parezca, CAMBIEMOS no pierde el foco sobre las cruciales elecciones del año que viene donde se renovarán los cargos ejecutivos a nivel nacional, provincial y municipal. En este marco se inscribe el encuentro que mantuvieron anoche en Olivos el presidente MAURICIO MACRI y la gobernadora MARÍA EUGENIA VIDAL con 69 intendentes bonaerenses y dirigentes de la fuerza que aspiran a ganar intendencias en 2019.

En medio de las dificultades económicas que son por demás evidentes, las principales espadas del oficialismo se hicieron un tiempo para compartir empanadas y asado de tira con jefes comunales y dirigentes “sin tierra” de Cambiemos con el objetivo de “bajar línea” acerca del futuro de la fuerza y galvanizar voluntades.

La estrategia no es fruto de la casualidad. Más allá de la voluntad explícita de JAIME DURÁN BARBA de concentrar esfuerzos en las redes sociales y en la conversación directa con los ciudadanos, en Cambiemos comprenden que necesitan preservar el espíritu de cuerpo de sus dirigentes, especialmente los que se mueven en el territorio y perciben las consecuencias de la crisis en carne propia.

De la reunión participaron los intendentes de La Plata, JULIO GARRO; de Bahía Blanca, HÉCTOR GAY; de San Isidro, GUSTAVO POSSE; de Tandil, MIGUEL ÁNGEL LUNGHI; de Pilar, NICOLÁS DUCOTÉ; de Tres de Febrero, DIEGO VALENZUELA; de Gral. Rodríguez, DARÍO KUBAR;  de Suipacha, ALEJANDRO FEDERICO; y de Chacabuco, VÍCTOR AIOLA, entre otros.

Por el lado del gobierno nacional estuvieron los ministros MARCOS PEÑA, PATRICIA BULLRICH, DANTE SICA, OSCAR AGUAD y GUILLERMO DIETRICH, en tanto que por la provincia participó el ministro de Gobierno, JOAQUÍN DE LA TORRE, pieza clave de la relación de María Eugenia Vidal con intendentes y dirigentes.

Todos salieron satisfechos del encuentro en Olivos, que no ha sido el primero ni será el último a la luz de las necesidades del oficialismo y la dinámica de la realidad política bonaerense.



Notas relacionadas

Dejá tu comentario