La conmovedora historia de Simón, el perro que fue atacado por una yarará luego de salvar a tres niños

Los antídotos contra el veneno de reptil no son accesibles para animales en la provincia de Mendoza; la historia se viralizó en redes sociales e intervino el Secretario de Ambiente que autorizó la dosis

0

Valeria Centeno vive en El Challao, Mendoza, junto a su pareja, sus tres hijos y sus perros. El viernes a la noche, los gritos de terror de su hija mayor, que jugaba con sus hermanos en el patio de su casa, le anunciaron que algo grave había ocurrido. Su perro Simón había sido mordido por una serpiente yarará, en un acto de defensa y protección hacia los niños.

2817572h1080

Valeria vio que su mascota comenzaba a mostrar síntomas de una picadura venenosa en el hocico pero le informaron que, en la provincia, los antídotos contra veneno de reptil no son accesibles para animales. según publicó el diario Los Andes, se debe a que hay dosis escasas reservadas para humanos.

Desesperada, la mujer compartió su historia en las redes sociales, como una forma de pedir ayuda. La solidaridad de la comunidad, comunidad por el acto de Simón, no tardó en aparecer. “Hubo mucha gente atrás apoyándome para que mi loquito este bien”; escribió Valeria.

2817571w768

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza, Humberto Mingorance, se notificó e intervino para q el perro sea asistido. Veleria contó: “El se comunicó conmigo logrando que pudiéramos conseguir una dosis del antídoto. Lamentablemente, logré conseguirlo pasadas los doce horas después del ataque por lo hay que esperar y ver como sigue mi Simón.

Son muchos los que se conmovieron por el acto heroico de esta mascota y los que están atentos a los comunicados que Valeria realiza en su Facebook sobre el estado de salud de su perro. “Mi perrhijo es super fuerte, así que sé que va a salir adelante”, expreso la mujer, en una de las sentida publicaciones.

Screenshot_1

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.