Hay unos 1500 platenses en riesgo de perder sus autos por no poder seguir pagando los planes de ahorro

"Me lo saqué en la segunda cuota y estaba feliz. Pagaba $2.500 y ahora me vino una cuota de $9.000" contó a Diario Full Viviana Fernández Lecce una damnificada que compró en Galia Auto Haus y recurrió a Defensa del Consumidor de la municipalidad platense.

0
Muni Largo

Los planes de ahorro de los autos de distintas marcas aumentaron al ritmo del dólar, con subas que superan más del 50& en los últimos tres meses y más todavía en los casos de aquellas personas que tienen su vehículo adjudicado.

EL CASO DE VIVIANA

Viviana Fernández Lecce es platense y emplada de un organismo estatal nacional. Suscribió un plan de ahorro en la firma Galia Auto Haus y en la segunda cuota tuvo suerte de sacar el auto, un VW UP.

Pero esa suerte se le volvió en contra a los pocos meses. Es que de $2.500 la cuota se le fue a casi $9.000. Cuando fue a reclamar a la concesionaria le dijeron que la solución del problema no estaba a su alcance y que era la fábrica la que ponía el valor de las cuotas. Además, le recordaron » usted firmó un contrato».

Así quedó al descubierto el verso de «la financiación de fábrica» que no es más que un plan de ahorro ajustable por la peor variable: el dólar que marca el valor de la unidad.

En noviembre de este año Fernández Lecce acudió a la Defensoría del Pueblo y a Defensa del Consumidor de la municipalidad. En este último organismo, contó a Diario Full, logró una audiencia con un abogado de la empresa.

«Me dijeron lo mismo. Tengo que pagar o me sacan el auto. El aguinaldo me lo llevaron limpito», señaló.

En la audiencia dijo, se enteró que «hay entre 1.500 y 2.000 reclamos similares en La Plata». Y que ya hubo algunas incautaciones judiciales de autos.

«El abogado me dijo que en la planta de General Pacheco hay un playón lleno de autos recuperados, como le llaman ellos a las unidades de gente que no ha podido seguir pagándolos», expresó.

Según indicó, algunas terminales ofrecen la posibilidad de renegociar los contratos de manera de extender la cantidad de cuotas y asi permitir una reducción del valor de las mismas. No sería el caso de la Volskwagen. Pero se dice que «es pan para hoy y hambre para mañana porque de 84 cuotas te las llevan a 130 y nunca sabés cuánto vas a pagar de cuota al mes siguiente».

«Su vehículo costaba hace un año $260 mil y hoy no baja de $ 500, y esa es la razón central por la que la cuota sube tanto», intentaron consolarla. Lo cierto es que la platense pagaba una cuota equivalente a menos del 20% de sus ingresos y hoy ya está en más del 50%.

Con relación a autos sin adjudicar, donde mucha gente utiliza los planes como forma de ahorro o porque no tiene otra opción para llegar a un cero kilómetro, los incrementos también son grandes.

Fuente: diariofull.com.ar

http://primerapagina.info

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.