Contener las cifras de pobreza en el conurbano es prioridad en los planes de reelección de Mauricio Macri

0
Muni Largo

El Gran Buenos Aires es la zona del país con mayor peso electoral y los casi 10 millones de votantes respresentan casi el 40% de los votos. Las localidades más grandes son La Matanza, Lomas de Zamora y La Plata

Cuando llegó al poder Mauricio Macri, aceptó “ser evaluado” por los resultados del índice de la pobreza. Y en el primer año su Gobierno logró una baja de casi cinco puntos hasta el arranque de la recesión, que terminó 2017 en alrededor del 28%. El informe de la UCA de esta semana mostró que un tercio de los argentinos son pobres. Y en el conurbano bonaerense la cifra llegó al 41%. En 2015 el índice era de 31%.

Las cifras reflejan la tormenta económica que enfrenta el país desde el año pasado y que complica el panorama electoral de Mauricio Macri. En las elecciones de 2015, Cambiemos ganó en gran parte de las provincias donde existen elevados índices de pobreza y de exclusión social.

Agustín Salvia, el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, dice que muchos de los que salieron de la pobreza en 2016 y 2017 volvieron a caer. Esa clase media trabajadora es la que votó a Macri y por eso las cifras que se publicarán hoy son tan importantes para la Casa Rosada.

De acuerdo al último informe del Indec, que solo mide la pobreza por ingresos, en el primer semestre de 2018 el 27% de las personas estaban por debajo del índice de pobreza, una suba con respecto al segundo semestre de 2017 y reflejo de la crisis.

Los resultados provienen de la información de la Encuesta Permanente de Hogares y la valorización de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total.

Ayer, el Indec informó que una familia necesita $ 27.570 para no ser pobre, lo que representa 57,2% más que hace un año. En los últimos 12 meses hasta febrero, la canasta básica alimentaria aumentó 59,1%, es decir, casi 12 puntos más que la inflación.

El informe de la UCA del lunes no solo mostró que la pobreza en el conurbano superó el 40%. También reveló que la recesión generó casi 2 millones de nuevos pobres en todo el país y el 8% de la población sufre hambre con frecuencia.

El documento señala que es en el conurbano bonaerense donde se concentran las mayores incidencias y proporciones de exclusión. Y agrega que la pobreza afecta fundamentalmente a los segmentos con inserciones económicas marginales, sectores populares y clases medias bajas.

Justamente, durante el último año, los más empobrecidos han sido los sectores obreros y las clases medias bajas.

La Casa Rosada ya se resigna a que no podrá exhibir cifras positivas de cara a las elecciones de octubre. Pero en el Gobierno insisten en que la crisis no afectará el resultado electoral y apuntan a que en 2015 Cambiemos ganó en gran parte de las provincias donde existen elevados índices de pobreza y de exclusión social. Una fuente de la Casa Rosada dice que en privado Marcos Peña y su equipo admiten que hay incertidumbre acerca de cómo se traducirá en octubre a la hora de votar.

Y es por eso que Macri decidió aumentar en 46% la Asignación Universal por Hijo (AUH). Además, se quedó con unos 25.000 millones de pesos para incrementar el gasto social si considera necesario hacerlo en algún momento del año electoral, con el permiso del Fondo Monetario Internacional.

El dramático aumento de la pobreza tuvo lugar en un contexto que refleja la inflación, la caída de la actividad, el aumento del desempleo y la incertidumbre por el dólar, que tienen al país empantanado en una dura recesión.

Fuente: https://www.redaccion.com.ar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.